Qué son las camas geriátricas

Historia de las camas articuladas

Cuando pensamos en las camas geriátricas o articuladas, rápidamente las asociamos a los hospitales o a los centros geriátricos gracias a su comodidad y a sus opciones de adaptarse a todo tipo de pacientes. Pero no solo son básicas para estos lugares. Una cama articulada puede ser mucho más y es por ello que hoy en día su concepto ha cambiado y mucho.

Cada vez están sumando más protagonismo. De ahí que las podamos ver en cualquier dormitorio convencional. Existen muchos tipos, con cualidades diferentes. Todo ello hace que las camas geriátricas sean una buena base para un mejor descanso y como tal, una salud más que envidiable. ¿Quieres saber más sobre ellas?. 

¿Qué es una cama geriátrica?

camas electricas, caracteristicas yq ué tenemos que saber

La cama articulada también se le conoce como cama eléctrica o cama geriátrica. Se trata de una cama que tiene diferentes planos. Estos harán que se pueda ir elevando en función de las necesidades de cada uno. Algunas están indicada para poder elevar la parte del tronco, otras la zona de las piernas y también la combinación de ambas. De este modo se hace un mueble básico para todas esas personas que tengan que pasar mucho tiempo en cama.

Historia de las camas geriátricas

camas geriátricas o eléctricas usadas en los hostipales

No hay una historia muy clara sobre ellas en concreto. Aunque se cree que su evolución también se debe a la misma que ha sucedido en los hospitales. Si nos remontamos a otras épocas, podemos mencionar las camas que estaban formadas por pieles de animales o mimbre. Tiempo después, llegados a la época artesanal, hablamos de camas de madera las cuales eran muy pesadas. Ya a finales del S. XIX ya contarían con una gran mecanización. A partir de aquí la variedad de las mismas ya se iba fabricando en función de los enfermos y sus necesidades más específicas. Es decir, la historia de las camas de hospital iban mejorando en función de la situación y mejoras que la vida iba experimentando.

Tipos de camas eléctricas o articuladas

tipso de camas articuladas

Ahora que ya sabemos lo que son y un poco de historia, nada como conocer los diferentes tipos de las camas eléctricas o articuladas.

  • Camas articuladas más básicas: Las camas más tradicionales en este campo, son las que podemos encontrar en la gran mayoría de los hospitales. Se trata de unas camas que cuentan con una estructura de metal. En ocasiones se acompañan de ruedas para facilitar su traslado. El somier es articulado, para aportar la comodidad necesaria a todos los enfermos. No podemos olvidarnos de las barandillas para evitar caídas.
  • Camas con carro elevador: En este caso, están indicadas para las personas que cuentan con movilidad muy reducida o casi nula. De este modo, será mucho más sencillo atenderlas con una cama de este tipo. Gracias al carro elevador, podremos ir regulando la altura de la cama en función de las necesidades. En algunas de ellas encontrarás el sistema de tijera o bien, los motores que van funcionando de manera independiente.
  • Camas de matrimonio: Tal y como habíamos comentado, no solo estas camas están indicadas para el cuidado de enfermos. También podemos optar por las camas articuladas en los dormitorios más convencionales pero siempre cómodos. De este modo, son habituales las camas de matrimonio articuladas. Eso sí, lo mejor es que cada una de ella tenga opciones independientes. Permitiendo así que cada persona pueda conseguir la posición que prefiera en cada momento.
  • Camas para personas con sobrepeso: Hay también unas camas articuladas para personas con problemas de sobrepeso. En este caso, cuentan con un soporte metálico pero reforzado. Se trata de un acabado que sustituye a las láminas de madera. Así, la comodidad será mayor y disminuirán las posibilidades de que la estructura se vaya deformando.

El somier y su articulación

Cama y colchón de una cama articulada, geriátrica o electrica

Sin duda, nada sería de una cama así sin su somier. En él nos podemos encontrar con el que lleva láminas de madera o bien, las de acero que son mucho más resistentes. Según la articulación del mismo, se podrá elevar el cuerpo de manera diferente. El de dos planos de articulación eleva solo el tronco, mientras que el de tres planos ya nos permite seguir elevando el tronco pero también las piernas. Sin embargo el de cuatro planos, permite un nuevo movimiento vertical desde la rodilla hasta la cadera. Y el último y quinto plano, cuenta con un movimiento para el cuello y cabeza.

Tan solo quedaría elegir el colchón adecuado que permite moldearse al ritmo de la cama. De este modo, ya tendríamos un lugar de descanso para todo aquel que más lo necesite. Además, permiten relajar el cuerpo de una manera más especial y facilitan el cuidado de las personas que pasan gran parte del día acostadas.

Imágenes de La Cama Geriátrica


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.