Tipos de Chistes

Chistes

El día de hoy hablaremos de los tipos de chistes. Por ejemplo, los chistes más aceptados para cualquier tipo de público son los denominados como “blancos”, los cuales no se podrían considerar como dueños de un carácter inofensivo. Un ejemplo de chiste blanco podría ser: “Un niño sale de la ducha luego de bañarse y su mamá se da cuenta de que no se lavó la cabeza, razón por la cual pasa a preguntarle la razón de ello, ante lo cual el niño responde “es que el shampoo decía que era para cabello seco y yo ya lo tenía mojado”.

Luego podemos pasar a los chistes “negros”, los cuales también pueden considerarse como crueles ya que no presentan ninguna clase de problema en poder buscar la risa usando temas tales como enfermedades, cuestiones de raza, géneros, discapacidad o muerte. El chiste negro no tiene por qué representar exactamente la forma de pensar quien lo cuenta, buscándose ante todo el impacto. Un ejemplo sencillo de un chiste negro sería “Cada vez que un leproso saluda a alguien agitando la mano también está cortándose las uñas”, otro caso sería “la ironía de ser manco e ir a comprar ropa de segunda mano”.

Por último contamos con los denominados chistes “rojos” o “verdes”, los cuales guardan relación con el sexo en lo que concierne a su tema principal, razón por la cual no pueden considerarse como aptos para el público infantil y suelen ser mencionados entre grupos de adultos. Viendo algunos cuantos ejemplos de chistes rojos están “Cuál es la diferencia entre el sexo y masturbarse? En que en el primero de estos se conoce gente” o “¿Cuál es la cosa más ligera qué hay en el mundo? El pene, ya que se puede levantar hasta con el pensamiento”.

Foto: Wanadoo


Un comentario

  1.   Blogitravel.com dijo

    Existen diversos tipos de chistes, incluso muchos hasta logran trascender las fronteras.

Escribe un comentario