Razones de por qué la cara está hinchada por las mañanas

Cara hinchada

La razón más frecuente por la cual la cara está hinchada es que se ha pasado una mala noche. Acostarse tarde o sufrir insomnio interrumpe el ciclo del sueño del cuerpo, a lo largo del cual la gran cantidad de colágeno se produce.

Este colágeno es en efecto responsable de la elasticidad, de la hidratación y del grano de la piel. En respuesta a esta alteración biológica, el rostro parece hinchado al despertarnos por la mañana porque le falta hidratación y descanso.

Si la noche anterior se ha estado de fiesta hasta muy tarde, no hay que buscar más explicaciones, es la razón por la cual la cara aparece hinchada al amanecer. En este caso, no se trata únicamente de la ausencia de sueño, sino también del consumo de alcohol. El alcohol provoca la retención de agua en el cuerpo, lo que provoca que la cara se hinche. Conviene salir de la cama para hidratarse.

La falta de higiene en el rostro puede provocar que la piel esté grasa. Cuando no se lava el rostro dos veces al día, o cuando se duerme sin desmaquillarse, la piel acumula toxinas, células muertas y masas de producto cosmético que taponan los poros y provocan la hinchazón de la cara.

Lavarse la cara dos veces al día, por la mañana y por la noche, con un limpiador adaptado a vuestro tipo de piel es fundamental. Si no habéis cuidado vuestra cara desde hace un tiempo, es normal que el rostro aparezca hinchado al amanecer. En este caso, la misma cosa se produce que en el punto anterior, pero además de la suciedad acumulada por los poros, hay que añadir la acumulación de sebo que el organismo produce. Se recomienda hacer una limpieza del rostro al menos dos veces al año.

El rostro puede aparecer hinchado por la mañana como reacción del organismo frente a una alergia alimenticia o cosmética. Si se come algo que no se tiene costumbre de ingerir o que se ha cambiado recientemente de marca de cosméticos, es posible que esta sea la causa de la hinchazón de la cara al despertarse.

Patologías como la sinusitis, el resfriado o las infecciones respiratorias pueden ser la razón de un rostro inflamado por la mañana. Si os sentís mal y presentáis síntomas gripales, es preferible consultar con el médico que propondrá un tratamiento adecuado para resolver los dos problemas.


Escribe un comentario