¿Qué es la polinización?

Polinización

La polinización es la transferencia de granos de polen que se produce entre la parte masculina (estambres) y la parte femeninda (estigma) de las plantas con el fin de formar semillas y frutos después de que estos germinen y fecunden los óvulos de la flor.

Este proceso se puede lograr de varias formas. Algunas plantas son asistidas por animales, que actúan como polinizadores, mientras que otras utilizan el viento para llevar el polen allí donde se necesite.

La célula sexual masculina de las plantas con semillas se encuentra completamente encerrada por dentro de la carcasa dura de un grano de polen, lo que la protege de la desecación. De esta forma, no puede utilizar el agua para nadar hacia el óvulo, como hacen las plantas sin semillas, sino que tiene que alcanzarlo llevado por el viento o los animales.

Son muchos los tipos de animales que participan en la transferencia de polen entre los estambres y los estigmas de las plantas. La mayoría son insectos, ya que pueden volar (lo que permite a las plantas transferir polen a grandes distancias) y, debido a su pequeño tamaño, entran sin problema en casi todas las flores.

Las plantas que producen flores grandes son polinizadas por animales de mayor tamaño, tales como aves o murciélagos. Un detalle curioso al respecto es que muchas especies de plantas han evolucionado de tal manera que sólo pueden ser polinizadas por una especie particular de animal.


Escribe un comentario