Malaria, una enfermedad infecciosa muy peligrosa

Mosquito Anofeles

Mosquito Anofeles

La malaria es la enfermedad más extendida del mundo, afectando a unos 300 millones de personas en más de 90 países distintos. También es una de las más conocidas y antiguas. En relación a esto último, se calcula que lleva infectando al ser humano durante toda su historia, es decir, más de 50.000 años.

La palabra malaria procede del italiano medieval y significa “mal aire”, ya que está asociaciada a las aguas estancadas, aunque el responsable es la picadura de un mosquito Anofeles infectado, que inyecta unos parásitos (llamados esporozoítos) que viajan hasta el hígado a través de la sangre. Una vez allí, maduran y cambian de forma, convirtiéndose en merozoítos, los cuales vuelven al torrente sanguíneo e infectan los glóbulos rojos. A pesar de todo esto, si cuando se contrae, se realiza una hospitalización urgente, el pronóstico es bueno en la mayoría de los casos.

Los síntomas de la malaria son escalofríos, dolor en las articulaciones, dolor de cabeza y vómitos. En los casos graves, los enfermos pueden sufrir ictericia, insuficiencia renal, anemia e incluso entrar en coma.

Alrededor del 90 por ciento de todos los casos de malaria del mundo se producen en los trópicos y los países subsaharianos. Esta enfermedad tiene una especial incidencia en la India, Brasil, Afganistán, Sri Lanka, Tailandia, Indonesia, Vietnam, Camboya y la China. Es en estos países donde tienen lugar la mayoría de entre el 1 y 1.5 millones de muertes anuales que provoca la malaria.


Escribe un comentario