Ejemplos de Metáforas

A la metáfora se le puede reconocer como la comparación de un elemento cualquiera que tengamos ganas de poder resaltar con otro ubicable en un campo mucho más imaginario, aparte debe ser entendible para el lector que se encuentra en medio de una conexión entre estos términos. Para mayor entendimiento se puede decir que uno de estos términos es el literal y el otro el metafórico. Generalmente se puede encontrar a las metáforas dentro del campo literario gracias a que es visto como una figura retórica, siendo muy útiles para la poesía.

Ejemplos del uso de metáforas no es complicado poder encontrar, siendo de este modo que encontramos un caso tan popular como “tus ojos son dos luceros”, donde se puede notar como es que se compara los ojos de la amada con las luces que nos guían e iluminan.

De forma similar en una metáfora simple o de imagen encontramos a “tus dientes son de marfil”, comparando su blancura y fuerza con los del acabado que logra este hueso propio de los elefantes.

Otro ejemplo clásico es “nubes de algodón” pues ¿A quién le ha parecido similar ambos elementos en forma y color?

También veamos el caso de “ojos como la noche más oscura”, haciendo referencia al color negro intenso que puede poseer el iris.

Tus cabellos son de oro” es una metáfora que compara a los cabellos de una mujer con el oro, lo cual nos lleva a deducir que se trata de una mujer de cabello rubio.

Tus labios son pétalos perfumados” es una metáfora en donde se hace referencia a que los labios llaman la atención, debido a que son “coloridos y perfumados”, es decir, delicados y agradables.


Un comentario

  1.   fatima dijo

    son muy románticos
    pero muy chidos

Escribe un comentario