¿Cómo tratar la bursitis del codo?

bursitis

Primeramente, si veis que el codo está hinchado, debes acudir al médico. Es necesario someterse a un examen para determinar lo que ocurre. Si el diagnóstico es una bursitis del codo, conviene seguir estos consejos. Someterse a varios exámenes si se ven manifestaciones extrañas en el cuerpo puesto que es importante para prevenir las enfermedades y evitar las complicaciones.

La extracción de líquido. Es el médico quien debe realizarla. Se trata de plantar una aguja en la articulación para retirar el fluido. El laboratorio analiza una muestra y determina de qué enfermedad se trata.

Antibióticos. La bursitis es una infección bacteriana y los antibióticos curan la infección que se reabsorbe más tarde. También se pueden tomar antiinflamatorios que ayudan a controlar y aliviar el dolor. Recordar que antes de tomar un medicamento conviene consultarlo con el médico.

Para que la inflamación del codo desaparezca, recomendamos apoyarlo sobre cojines cuando se está en reposo. También hay que mantenerlo en alto, lo que facilita la reabsorción de la hinchazón. La posición ideal es colocar el codo un poco más alto que el pecho.

El frío. El contacto del frío y de la zona afectada es uno de los mejores métodos para reducir la inflamación del dolor. Aplicar frío con bolsas de hielo o cojines térmicos que se venden en farmacias. Si se desea, se puede alternar el frío con el calor.

Presión cero. Es importante que durante la recuperación se deje el codo en reposo. No se aconseja ejercer una presión o apoyarse sobre él, porque podría aumentar el dolor. Lo ideal es mantenerlo en reposo el máximo de tiempo posible.

Si la bursitis dura y que el tratamiento no mejora la situación, se debe solicitar una operación para tratarlo. Este tipo de operación se hace generalmente en ambulatorio, por lo tanto no es necesaria la hospitalización. Los médicos efectúan un drenaje quirúrgico para reducir la bolsa de fluido.


Escribe un comentario