¿Cómo proteger la naturaleza?

naturaleza

Proteger la naturaleza comienza por uno mismo. Cada gesto cuenta para preservar el planeta. Por ejemplo, si pasáis por la calle o por el campo, no tiréis las botellas de agua, los papeles, las latas de cerveza, o los embalajes del sándwich, o cualquier otra cosa. Imaginad que si cada uno de nosotros tira su basura al suelo y que éstas comienzan a acumularse, la tierra no será bonita de ver. No hay que tirar la basura más que en las papeleras previstas para esto. Además, conviene hacer una selección entre aquello que es recuperable y aquello que es reciclable.

El reciclaje

Conservar los objetos que pueden ser reciclados y servir para otra cosa, nos referimos a las latas, las cajas de cartón, el agua de lluvia, etc. De esta forma se evita hacer un gasto inútil. Hablando de reciclaje, utilizar únicamente objetos reutilizables y desechar aquellos que son de plástico y muy contaminantes. Por ejemplo, para hacer la compra, optar por bolsas reutilizables y no por bolsas de plástico.

Reducir la emisión de CO2

También debemos reducir la emisión de gas carbónico en la atmósfera. Hoy en día, se pueden usar coches verdes que funcionan con energía solar o coches eléctricos. También se puede recurrir a otros modos de transporte como la bicicleta, el coche compartido o los transportes públicos, se trata de la mejor alternativa para reducir la emisión de gas carbónico en el aire. El uso de la energía sostenible en los sistemas de climatización o de aislamiento también es esencial para alcanzar este objetivo.

Reforzar la ley y sus reglamentos

En cuanto a la protección de la fauna y de la flora, habría que reforzar los reglamentos que prohíben la deforestación y la caza furtiva, y ponerlos en práctica. Al mismo tiempo, la noción de responsabilidad social y medioambiental debe ser aplicada en todas las empresas. Éstas deben, por ejemplo, utilizar menos papel y aprender a reciclarlo. En cuanto a las fábricas que vierten expresamente sus residuos en el mar, deben ser llamadas al orden.


Escribe un comentario