¿Cómo preparar una mascarilla a base de manzanilla?

Manzanilla

La manzanilla es ideal para un uso cosmético y para mejorar la apariencia de la piel y del pelo. Por una parte sirve para limpiar, tonificar, suavizar e hidratar la piel, y por otra parte para combatir los problemas comunes como la formación de impurezas, los puntos negros, el acné, las erupciones cutáneas, etc.

Además, la manzanilla aclara el pelo de forma natural aportando reflejos dorados muy bonitos sin estropear el pelo como los productos de coloración.

Mascarilla de manzanilla para revitalizar la piel

Si queréis revitalizar la piel y tener una tez mucho más fresca y radiante, esta mascarilla a base de manzanilla es la ideal. Las propiedades calmantes y purificantes de esta planta y las propiedades hidratantes de la miel y de la avena se combinan.

Ingredientes: té de manzanilla, una cucharada de café de miel, 2 cucharadas soperas de copos de avena.

Para elaborar esta mascarilla, se prepara la infusión de manzanilla y cuando está fría, se vierten 2 cucharadas soperas en un bol y se añade la miel y la harina de avena. Se mezclan todos los ingredientes y se extiende la mascarilla sobre la piel de forma uniforme evitando el contacto con la zona de los ojos. Se deja actuar durante 20 minutos y se enfría con agua fría.

Mascarilla de manzanilla para los puntos negros

Los puntos negros sobre el rostro aparecen cuando hay una cantidad excesiva de sebo secretada por las glándulas sebáceas, lo que termina por obstruir los poros y formar los granos. Una forma de combatirlos es tratarlos aplicando la mascarilla siguiente a base de manzanilla, jugo de limón y azúcar.

Ingredientes: 2 cucharadas soperas de manzanilla, una cucharada sopera de zumo de limón y 2 cucharadas soperas de azúcar.

En un bol se mezclan todos los ingredientes hasta obtener una preparación homogénea y luego se aplica sobre las zonas de la cara donde hay más puntos negros para limpiarnos y expulsar el sebo. Se deja actuar 20 minutos y se enjuaga con agua fría para cerrar los poros.

Mascarilla de manzanilla para las ojeras

Si las ojeras son una realidad se pueden aprovechar las increíbles propiedades antiinflamatorias de la manzanilla para eliminarlas.

Ingredientes: infusión de manzanilla y 2 cucharadas de café de yogur natural.

Basta con hacer la infusión de manzanilla y añadir, una vez fría, 2 cucharadas soperas de yogur. La mascarilla se aplica sobre la zona de las ojeras y se deja actuar durante al menos 15 ó 20 minutos.


Escribe un comentario