¿Cómo estimular el cerebro para aprender mejor?

Cerebro

Los juegos de memoria y de palabras son grandes aliados para estimular el cerebro, las palabras cruzadas, la sopa de letras, el sudoku, mantienen el espíritu activo y permiten prevenir la demencia senil.

Aprendiendo es como se aprende mejor. El que ha dicho que la adquisición de nuevos conocimientos se limitaba a una cierta edad, no tenía razón, no hay nada mejor para el espíritu que aprender una nueva lengua o utilizar un nuevo aparato que no se conoce, practicar una actividad que es nueva para nosotros como hacer punto, bordar, o cualquier tipo de actividad manual. Esto permite no sólo activar el espíritu, sino también el espíritu creativo.

Hacer cálculo mental, es una excelente forma de ejercitar el espíritu, cuando se hace la compra, sumar mentalmente cuánto se va a pagar a la hora de ir a la caja, cuando se está en un lugar contar bien el número de personas que se encuentran y aprender a hacer sudokus, todo esto es un excelente medio de mantener el espíritu en forma.

Dialogar, pensar, desarrollar las competencias oratorias y aprender palabras nuevas, tiene un impacto enorme sobre el espíritu. Explicar a un colega algo que pensáis que es interesante, encadenar ideas en una conversación, contar a un amigo todos los detalles de la escena de una película, trabajar las competencias verbales y la memoria es un excelente ejercicio para el cerebro.

Hay que esforzarse en identificar los olores y los sabores, esta actividad permite trabajar la memoria y los recuerdos y es genial para el espíritu. Cuando un olor os parece familiar, intentar recordar de dónde procede, si os gusta un plato concreto, intentar determinar cuáles son los ingredientes que se han utilizado en su preparación.

Se puede probar a cambiar la rutina, intentar varias veces a la semana cepillarse el pelo con la otra mano, lanzar una pelota con el brazo opuesto al que normalmente se utiliza, realizar nuevas actividades para cambiar progresivamente lo que se hace habitualmente, con el fin de desarrollar el cerebro al máximo.

También es importante consumir vitaminas y nutrientes y llevar una alimentación equilibrada para que todo funcione correctamente. Hacer ejercicio físico ayuda a trabajar el cuerpo y tiene un impacto sobre el cerebro y sobre la producción de diferentes hormonas que mejoran el estado de humor, reduce el estrés que influye en la estabilidad emocional.


Categorías

Salud

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario