¿Cómo conseguir que el gato pierda peso?

gatos-comiendo

Una alimentación equilibrada es uno de los pilares para conseguir perder peso al gato. Si se tiene la costumbre de darle los restos de comida al gato, conviene cambiar de rutina, a pesar de que el gato pueda protestar. Las croquetas secas vendidas en las tiendas de animales o en los supermercados son suficientes para nutrir al animal correctamente, sin darle ningún exceso.

Además, para que el gato pierda peso, recomendamos plantar hierba. De esta forma, el gato tendrá hierba a su disposición. Esto le permite colmar su estómago si tiene hambre. Además, le ayuda para purgarse de los pelos que puede tragar cuando realiza su propia higiene.

No es necesario tener un jardín para plantar hierba, una maceta rectangular será suficiente para satisfacer al animal. El plato de agua del gato debe estar siempre lleno. De esta forma, además de mantenerlo hidratado, el animal podrá llenar su estómago y calmar su hambre cuando haya terminado su plato de croquetas.

La segunda cosa para hacer perder peso al gato es hacerlo desplazar. Estos animales se desplazan generalmente por la noche y pasan una gran parte del día durmiendo. En cualquier caso, no rechazan jugar con vosotros, aunque esto signifique salir del sueño.

Con un simple lazo o una pequeña muñeca, se puede jugar con el animal de compañía y hacer que se desplace para que pierda el exceso de peso.

Existen gatos que tienen la costumbre de salir de casa. Si ese es vuestro caso con el gato, podéis aprovechar para hacerle salir más. De esta forma, el felino hará más ejercicio y quemará más grasa.


Escribe un comentario