¿Cómo aumentar de peso después de una operación?

operacion

Para aumentar de peso después de una operación no hay nada mejor que una alimentación sana y equilibrada. Una alimentación que aporte al organismo un plus de energía y que pueda ponerse en reserva. Por lo tanto conviene hacer el lleno de energía comiendo alimentos ricos en calorías.

Se deben privilegiar los glúcidos que se encuentran en los alimentos dulces y en las féculas. Una alimentación rica en calorías aporta de media quinientas calorías más que un régimen normal, lo que permite aumentar 500 gramos en una semana.

Para aumentar de peso y al mismo tiempo favorecer la cicatrización de las heridas, se debe poner el acento en una alimentación rica en proteínas. Éstas se encuentran en los productos lácteos, los pescados, las carnes, los huevos, los frutos secos y los crustáceos. También se deben consumir alimentos ricos en vitaminas y sales minerales que juegan un papel crucial en la curación.

Se debe comer regularmente, tomando tres comidas al día en horas fijas. Dos o tres colaciones durante la mañana y la tarde son recomendables para ayudar a aumentar de peso, una por la mañana, otra al mediodía, y otra por la tarde.

Si no se tiene mucho apetito, se puede pedir al médico que prescriba un suplemento nutricional para integrarlo en la colación o en el postre. De esta forma se aporta al organismo el suplemento de energía que necesita para restablecerse, y por consiguiente, se evita la pérdida de peso.

Después de una operación quirúrgica, no suele haber apetito. Por lo tanto conviene saber estimular el apetito para comer con gusto y volver a recuperar el peso perdido.


Escribe un comentario