Variable dependiente e independiente

A grandes rasgos podemos decir que las variables son símbolos que formarán parte de fórmulas o funciones, dentro del terreno matemático. Pueden tomar diferentes valores y ahí tendremos que mencionar dos de las principales: variable dependiente e independiente.

Además de contar lo que cada una de ellas significa, nada como una serie de ejemplos para poder entender a la perfección todas sus funciones. ¡Verás cómo una vez que se entiende, ya no parece tan complicado como en un primer momento parecía!.

Definición de variable dependiente e independiente

Como ya hemos avanzado, la variable dependiente e independiente son las dos variables más importantes dentro de cualquier tipo de investigación. Para saber la función que tiene cada una, y a grandes rasgos, podemos decir que la variable independiente es la causa de algo, mientras que la dependiente será el efecto de ese algo. A modo de ejemplo, el consumo de azúcar hará que nuestro peso incremente. Así que, se traduce como que el tomar azúcar sería la variable independiente y el incremento de peso, la variable dependiente.

Variable dependiente y sus ejemplos

Los valores que adopte una variable dependiente, siempre van a estar ligados a otra. Es decir, ésta dependerá siempre de la otra variable, de ahí su nombre. Por lo que el valor de la misma, irá acorde a la modificación de la otra variable. Al ir en directa relación con la variable independiente, hará que los errores en la investigación sean menores. Las variables dependientes pueden tomar valores de tipo numéricos. Ahí mencionaríamos tanto las variables cuantitativas como cualitativas.

Toda explicación siempre se entiende mejor con grandes ejemplos. Si haces un viaje largo en coche, en el que recorrerás unos 600 kilómetros, diremos que la velocidad es la variable independiente. Mientras que la duración del viaje sería la variable dependiente. ¿Por qué?, pues porque la duración del trayecto va a depender de la velocidad que llevemos. No es lo mismo ir a 80 km/h que a 120 km/h. Se supone que cuando vamos un poco más rápido, siempre dentro de los límites establecidos, el trayecto se terminará antes.

Lo mismo ocurre cuando vamos a comprar. No siempre pagamos el mismo dinero por hacer la compra. Todo dependerá de la cantidad de productos que hayamos elegido. Por lo que de nuevo, la variable dependiente será el dinero final que nos marque el ticket y que depende de los productos así como de sus cantidades. Otros ejemplos a tener en cuenta:

  • Después de varias horas de ejercicio físico (variable independiente), nos sentiremos cansados (variable dependiente o efecto del ejercicio).
  • Si comemos poco o nada durante varias horas (variable independiente), tendremos hambre (variable dependiente o efecto de no haber comido).
  • Cuando realizas un trabajo, te pagan 20 euros. En este caso la variable dependiente será el dinero que ganes, porque si haces más trabajos, te pagarán el doble o el triple de lo mencionado.

Variable independiente y ejemplos

A la variable independiente también se le conoce como como ‘manipulada’, ya que debido a ella, puede dar como resultado varios ejemplos de variables dependientes. Se dice que en un experimento no suele haber más de dos variables independientes. Porque sino, los resultados pueden no ser del todo fiables. Se trata de una variable que está aislada de otros factores y es por este motivo por el cual, hay una manipulación de carácter experimental. Consiguiendo así resultados que pueden ser analizados. Hay que decir que, en una función, el valor de la variable independiente se puede fijar de manera libre y es un tipo de valor que no depende de ninguna otra.

  • Número de horas de que tiene un día. Es algo que no depende de ningún tipo de estación, sino que es un valor predeterminado. Eso sí, por ejemplo las horas de sol ya dependerán del mes o de la estación en la que nos encontremos.
  • La deshidratación es el efecto o variable dependiente de las horas que has dejado al cuerpo sin proporcionarle agua. Así que, las horas sin beber es la variable independiente.
  • La cantidad de los productos vendidos en una tienda, es también independiente. Ya que las ganancias serían las variables dependientes, porque como su nombre indica, el resultado dependerá de muchos factores.

Combinando ejemplos de variables dependientes e independientes

Si ya tenemos claro qué es una variable dependiente así como la independiente y sus ejemplos, nada como combinar ambas opciones. Quizás de este modo, lleguemos a darles un último repaso y a aclararnos todavía un poco más. Una forma de poner en práctica todo lo que hemos aprendido.

En un examen de matemáticas, consigues 5 puntos por cada pregunta contestada correctamente.

  • Variable dependiente: El número de puntos que obtengas.
  • Variable independiente: El número de preguntas que has respondido bien.

Compras varias cajas de galletas. Cada una cuesta 3 euros.

  • Variable dependiente: La cantidad de dinero que gastas en las galletas.
  • Variable independiente: El número de cajas que compres.

Contratas un nuevo servicio de telefonía que cuesta 40 euros cada mes.

  • Variable dependiente: El precio total que pagues por el servicio.
  • Variable independiente: El tiempo, es decir, los meses que vas a mantener dicho servicio.

Aunque todo esto se puede complicar ligeramente, seguro que ya has captado el concepto. Ahora solo tienes que practicar en tu casa para fijar lo aprendido.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.