Tipos de ecosistemas

Un ecosistema es aquel sistema biológico que está compuesto por un grupo de seres vivos que interaccionan entre sí y con el medio natural en el que viven. Son muchas relaciones que hay entre especies y entre individuos de la misma especie. Los seres vivos necesitan de un lugar donde vivir y es a lo que llamamos hábitat natural. En el medio donde vive se le suele llamar biotopo o bioma. Son varios los ecosistemas que existen en todo el mundo y cada uno tiene una flora y fauna características que viene condicionada por la geología y condiciones ambientales.

En este artículo podrás conocer todo sobre los tipos de ecosistemas y las características que tiene cada uno. ¿Quieres saber cuáles son? Sigue leyendo.

Ecosistemas terrestres

En los tipos de ecosistemas terrestres hay que tener en cuenta el lugar donde se desarrollan los seres vivos. La superficie terrestre donde se desarrollan y establecen las relaciones entre sí se le conoce como biosfera. Este ecosistema se da tanto a nivel del suelo como del subsuelo. Las condiciones que nos podemos encontrar en este tipo de ecosistema vienen establecidas por elementos como la humedad, temperatura, altitud y latitud.

Estas cuatro variables son determinantes para el desarrollo de la vida en una determinada zona. No es lo mismo que las temperaturas estén bajo cero continuamente que a unos 20 grados. También podríamos establecer como variable principal la cantidad de precipitaciones anuales. Estas precipitaciones son las que determinarán el tipo de vida que se desarrollará en torno a ella. La fauna y flora circundante en los ríos no es la misma que la que podemos encontrar en una sabana.

Mientras más humedad y temperatura haya a la vez que menos altitud y latitud, nos encontraremos ecosistemas más variados y heterogéneos. Por lo general son ricos en especies y disponen de millones de interacciones entre especies y con el medio que les rodea. Todo lo contrario que ocurre con aquello ecosistemas que se desarrollan a altitudes y con baja humedad y temperatura.

Por lo general, los ecosistemas terrestres son más variados y tienen mayor riqueza biológica que los acuáticos. Esto es debido a una mayor cantidad de luz, calor proveniente del sol y mayor facilidad para encontrar el alimento.

Ecosistema marino

Este tipo de ecosistema es el más grande de todo el planeta, dado que cubre el 70% de la superficie terrestre. Los océanos disponen de grandes extensiones y su agua tiene alta concentración de minerales para que la vida se pueda desarrollar prácticamente en todos los rincones.

En estos ecosistemas nos encontramos grandes comunidades como lo son los pastos marinos de algas, las fumarolas de grandes profundidades y los arrecifes de coral.

Ecosistemas de agua dulce

Aunque entren dentro de los ecosistemas acuáticos, la dinámica y las relaciones entre especies no son las mismas en agua dulce que en agua salada. Los ecosistemas de agua dulce son aquellos que lo componen lagos y ríos que se dividen en sistemas lénticos, lóticos y humedales.

Los sistemas lénticos están formados por lagos y estanques. La palabra léntico hace referencia a la velocidad con la que se mueve el agua. En este caso, el movimiento es muy bajo. En este tipo de aguas se forman estratificaciones en función de la temperatura y la salinidad. Es entonces cuando aparece el epilimnion, la termoclina y el hipolimnion. Los sistemas lóticos son los que el agua se desplaza a más velocidad como puede ser los ríos y torrentes. En estos casos el agua se desplaza a mayor velocidad debido a la inclinación del relieve y la acción de la gravedad.

Los humedales son ecosistemas muy ricos en biodiversidad por estar saturados en agua. Es perfecto para el paso de aves migratorias y para aquellas que se alimentan por filtración como lo son los flamencos.

En estos ecosistemas predominan algunos tipos de vertebrados tanto de tamaño medio como pequeño. No nos encontramos los grandes, ya que no tienen mucho espacio para desarrollarse.

Ecosistema desértico

Dado que las precipitaciones en los desiertos son extremadamente bajas, la flora y fauna también lo es. Los seres vivos existentes en estos lugares tienen una gran capacidad de supervivencia gracias a un proceso de adaptación de miles de años. En este caso, como las relaciones entre especies son menores, son condicionantes para que el equilibrio ecológico no se rompa. Por ello, cuando una especie es severamente afectada por cualquier tipo de impacto ambiental, nos encontramos con un efecto en cadena bastante serio.

Y es que si una especie comienza a reducir sus poblaciones de forma drástica, nos encontraremos con daños en otras muchas especies. En estos hábitats naturales nos encontramos con flora típica como lo son los cactus y algunos arbustos de hoja fina. La fauna consta de algunas especies de reptiles, aves y algunos mamíferos de tamaño medio y pequeño. Se trata de especies que son capaces de adaptarse a estos lugares.

Ecosistema montañoso

Este tipo de ecosistema viene caracterizado por su relieve. Y es que en grandes altitudes la vegetación y fauna no pueden desarrollarse bien. En estas zonas la biodiversidad no es tan alta. Va descendiendo conforme ascendemos en altitud. El pie de la montaña suele estar muy habitado por numerosas especies y existen interacciones entre las especies y el medio.

Entre las especies que nos encontramos en estos ecosistemas tenemos los lobos, rebecos e íbices. También hay aves rapaces como los buitres y las águilas. Las especies deben adaptarse a los medios y camuflarse para garantizar la supervivencia y no ser cazados unos por otros.

Ecosistema forestal

Los ecosistemas forestales se caracterizan por tener una densidad arbórea grande y gran cantidad de flora y fauna. Existen varios tipos de ecosistemas forestales entre los que nos encontramos con la selva, el bosque templado, bosque seco y la taiga. Mientras más árboles haya juntos, más biodiversidad habrá.

La altura juega un papel fundamental en la existencia de la flora. Conforme más altitud, menos presión y oxígeno disponible. Por ello, a partir de 2500 metros de altitud sobre el nivel del mar no crecen los árboles.

Espero que con este artículo quede más claro cuáles son los tipos de ecosistemas.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.