Raza de perro Kuvasz

Kuvasz, esta antigua raza canina húngara ha sido amaestrada como perro boyero, es decir para la conducción y manejo del ganado bovino; pero con el tiempo se popularizó por su valentía, lealtad e imponente belleza que es utilizado como compañía. Además de ser un excelente guardián, es capaz de establecer vínculos muy fuertes con sus dueños hasta el punto de defenderlos de cualquier amenaza e incluso proteger su residencia, bienes o propiedades. Le gusta jugar con los niños, sin embargo no es paciente cuando se trata de soportar sus travesuras.

Origen del Kuvasz

Nos estamos refiriendo al Kuvasz, una raza ancestral y cuyo nombre ku-assa significa perro-caballo, este viajaba con los alazanes de la guardia y sus amazonas. Desde los años 1300 en el norte de Mesopotamia había apellidos con “ku-assa.” Poco se sabe de su origen, dicen que desciende de los perros asiáticos que escoltaban a los magyares, nómadas que a través de la cuenca de los Cárpatos migraban hacia otros parajes. Estos los empleaban para cuidar de los depredadores a sus rebaños. Así como en la caza de cerdos salvajes, osos y jabalíes.

Durante el reinado de Matías Corvinus en el siglo XV, los kuvasz tenían mucho renombre; los aristócratas húngaros en sus trabajos de cacería se hacían acompañar de estos perros; para los plebeyos era una raza prohibida. Un personaje de la historia conocido por recibir como regalo un Kuvasz fue Vlad el Empalador. En los años 50 en pleno escenario bélico tuvieron a punto de extinguirse. Sin embargo, el hombre luchó por rescatar la especie.

Al reducirse los sectores dedicados a la ganadería, unido al crecimiento urbano en Hungría y Croacia, el adiestramiento del kuvasz disminuyó. Hoy en día se entrena para acompañar a la policía y al ejército de dichos países. Ejecuta tareas con mucha seguridad. Históricamente fue preparado para ser un perro pastor. Ante la presencia de personas extrañas u otros animales se muestra desconfiado, por eso es necesario que socialice y aprenda a relacionarse con el entorno, otros perros e individuos de forma efectiva.

Cuando el perro es educado percibe e intuye el afecto del dueño o  la familia, se desenvuelve con seguridad, es muy afectivo con los suyos. Muy importante que el tutor sea paciente y le dedique tiempo a su crianza e instrucción a través del refuerzo positivo, pues como es sensible pudiera mostrarse renuente al contacto  con este.

Características

El Kuvasz es un can de gran tamaño, ágil, robusto, de pelaje muy espeso, rudo y noble a la vez, muy parecido al Boyero de Berna. Pesa entre los 37 a 62 kilos y mide entre 66 a 76 centímetros (varía por el sexo). De lomo corto, pecho largo, cola con caimiento recto, punta levemente curvada e inserción baja, la cabeza es estrecha y el hocico corto. Las  orejas en forma de ‘V’ con inserción a mediana altura caen junto a la cabeza paralelamente y sus puntas  son redondeadas. Los ojos sutilmente oblicuos y almendrados de color marrón. Su manto es muy tupido, de color marfil o blanco con doble capa de pelo y la piel pigmentada en suave tono gris.

Educación

Recuerda que la conducta de un perro no se define por el linaje o la raza, sino básicamente por la atención y cuidado de sus tutores, la educación y el ambiente. Si deseas un Kuvasz sereno y obediente ofrécele un entorno inmejorable para alcanzar su desarrollo cognitivo, emocional y físico y ocúpate de  su adiestramiento y socialización desde temprana edad (tres semanas a tres meses de nacido).

Evita los malos hábitos como pedir comida cuando hay comensales en la mesa o montarse sobre la cama. Enséñale hacer sus necesidades en un periódico y poco a poco en un lugar específico de la casa. Este animal para desarrollarse y desenvolverse, requiere de un gran espacio donde pueda explorar, jugar, saltar, correr y hacer sus necesidades. No es recomendable mantenerlo en zonas pequeñas.

Cuidados

Su pelaje hay que atenderlo muy a menudo, siendo necesario para eliminar el pelo muerto cepillarlo 4 veces a la semana. No permitas que se le formen nudos en su manto y es que esta raza de perro y durante la época de muda suelen perder gran cantidad de pelo es mejor cepillarlo a diario. Báñalo únicamente cuando esté sucio, siendo lo ideal cada dos meses, ya que lavarlo en exceso acaba con la grasa que protege y reviste su cuerpo, exponiéndolo a problemas de la piel y enfermedades. Sus dientes, ojos y orejas requieren de protección especial.

Este perro es curioso y muestra interés por el entrenamiento. Para mantener su peso saludable es fundamental el ejercicio físico; así previenes el estrés y ciertos problemas de conducta, como la destructividad. Paséalo 2 o 3 veces al día e incorpora juegos. Eso sí, asegúrate que esté vacunado. Aunque lo normal es criar a un perro desde cachorro, no dudes en hacerlo si el Kuvasz es adulto, sencillamente debes buscar la forma cómo adiestrarlo. Insistimos, el afecto y la paciencia ayudan al refuerzo positivo y lo estimulan en la socialización.

En cuanto a su alimentación debes tomar en cuenta su edad, tamaño, estado de salud y peso. El más indicado en este caso es el veterinario, quien te orientará sobre cuál es la nutrición adecuada.  Desde cachorro llévalo a pasear, a conocer diferentes espacios y socializar con personas. Fija un horario. Utiliza frases cortas para darle órdenes y que te obedezca; así fomentas un comportamiento equilibrado y estimulas su mente.

Durante su educación con el refuerzo positivo estimulas su aprendizaje y logras excelentes resultados. Las recompensas por su buena conducta, con palabras de incentivo, golosinas, elogios y caricias proporcionan más seguridad y crean el afecto amo/mascota. Nunca abuses del animal con prácticas abusivas o negativas como los castigos físicos, es un grave error y muy delicado.

Salud

Como cualquier tipo de raza de perro,  estos pudieran presentar alguna tendencia genética a desarrollar ciertas enfermedades degenerativas y hereditarias. La dermatitis, displasia de cadera o de codo, torsión gástrica, problemas óseos son las más comunes y la sordera y cataratas le afectan eventualmente. La obesidad es un mal común, por eso asegúrate de que reciba a lo largo de su vida medicina preventiva. Llévalo cada 6 meses al veterinario para verificar su estado de salud, vigila y cumple con su agenda de vacunas; periódicamente desparasítalo con productos adecuados a su edad, peso y tamaño.

La esperanza de vida de esta raza está prevista entre los 10 y 12 años. Con cuidados especiales, buena alimentación, rutina de ejercicios, ambiente sano y agradable, junto con el afecto de sus amos o tutores el animal se mantendrá por más tiempo. Hay quienes viven hasta 14 años.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.