¿Qué es el Cuadro de Punnett?

El cuadro de Punnett no viene a ser una herramienta que cualquier persona común pueda utilizar de manera constante en su vida, siendo más que nada propia de los biólogos y genetistas que sirve para poder realizar un cálculo de tipo matemático para reconocer cuales son las posibles combinaciones de alelos se pueden producir un gameto y de esta manera poder ayudar a reconocer las proporciones en la descendencia. Su forma de funcionar, para ser explicada de modo sencillo se presenta en un squema donde se divide en un lado los gametos con sus propios alelos de un parental, y en otro eje los gametos con los alelos propios del segundo parental, es decir el materno y el paterno. Esto sirve para ver las distintas combinaciones que se pueden crear y las proporciones que manejan.

Este cuadro lleva el nombre de quien viene a ser su creador, Reginald Crundall Punnett quien nació en 1875 y fue un reconocido genetista británico, siendo este cuadro su mayor aporte a la ciencia ya que sigue utilizándose aún en la actualidad para reconocer las proporciones del genotipo y el fenotipo, aunque vale especificar que tan solo se muestra el primero de estos dos.

Qué es el cuadro Punnett

El cuadro de Punnett es un diagrama que fue diseñado por Reginald Punnett, de ahí su nombre. Es muy usado en biología para conocer todas las probabilidades o combinaciones que se puede producir en un gameto, con el fin de conocer más datos sobre las descendencias.

En el cuadro Punnett se observarán todas aquellas combinaciones que sean posibles entre los alelos dominantes (que estarán escritos en letras mayúsculas) y los recesivos (que aparecen en minúscula). De esta manera se podrán conocer las posibilidades para los genotipos pero no para los fenotipos. En otras palabras, podemos decir que se trata de conocer uno de los principios básicos de la genética. Es decir, examinar los genes que se transmiten y las posibilidades que tienen los hijos de adquirirlos.

¿Cómo se hace?

En primer lugar debes dibujar un cuadrado grande y a su vez, dividirlo en cuatro partes más pequeñas. Cuando lo tengamos tenemos que nombrar dos de los alelos que vamos a estudiar. Por ejemplo, usaremos letras para denominar al gen. Recuerda que el dominante será una mayúscula y el otro o recesivo, minúscula. Puedes escribir una letra para el cabello oscuro y otra, para el cabello claro. Así, conoceremos cuáles son las posibilidades de que los hijos hereden uno u otro color de cabello.

Cada uno de los padres tiene dos genes para este rasgo. Así que, su genotipo será identificado con dos letras. (Cierto es que tendremos que investigar en ello para saber cuáles son)

  • Si tiene dos alelos diferentes: Ff
  • Dos copias de alelos dominantes: FF
  • Dos copias de alelos recesivos: ff

Así es que, en la primera fila de nuestro cuadro, colocaremos el genotipo de uno de los padres (F) y en la segunda fila, el segundo alelo (f). En las columnas, colocaremos los genotipos del otro padre. Ahora tendremos que hacer una serie de parejas con cada letra. Estas son las posibilidades, uniendo tanto una fila con su columna. En el ejemplo, lo verás más claro:

Cómo sacar los gametos en un cuadro Punnett

Tal como hemos visto, no es una secuencia complicada de hacer. El cuadrado se divide en otras cuatro partes. La columna vertical e izquierda será la que represente los genotipos de los gametos masculinos. Así, la fila horizontal y superior será de los femeninos.

De este modo, lo que ya hemos visto es que debemos hacer las diferentes combinaciones. Se trata de combinar un alelo, de progenitor, con el del otro. Es una manera de poder ver cuáles son todas las posibilidades. Pero eso sí, hay que recordar que se trata siempre de opciones o probabilidades. No significa que vaya a ser así en las futuras generaciones o en la descendencia.

Cómo calcular probabilidades genéticas

Visto todas estas probabilidades, podemos decir que hay cuatro formas diferentes en las que los genes de los progenitores se pueden combinar. Estas cuatro tienen las mismas posibilidades, es decir, se trata de un 25% en cada una de ellas. Por lo tanto, puede que uno de esos tantos por cientos sea para que el descendiente tenga el cabello rubio.

Aunque también hay un 50% de posibilidades de ello, ya que el hijo podía heredar el genotipo BB dominante. Sin olvidar que de nuevo hay otro 25% de que el cabello fuera oscuro en bb (recesivo). Por ello, sigue habiendo más posibilidades de cabello rubio, ya que son los que dominan al combinar ambas formas.

A continuación te dejamos un par de ejemplos de cuadros de Punnett:

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Un comentario

  1.   nose dijo

    es algo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.