Todo lo que querías saber sobre el turismo médico (Parte 3)

En esta tercer parte sobre nuestro reportaje acerca de turismo médico, empezaremos hablando de los riesgos de este tipo de viajes, y es que en algunos países como India, Malasia o Tailandia, por mencionar algunos, existe proliferación de enfermedades infecciosas, las cuales pueden ser peligrosas para el sistema inmune de viajeros europeos o norteamericanos. Básicamente debes tener mucho cuidado con las enfermedades como la hepatitis A, la tifoidea, la gripe, y la tuberculosis, por mencionar algunas.

Hay que tener en cuenta que la calidad de la atención post-operatoria también pueden variar considerablemente, dependiendo del hospital y del país.

También debemos considerar que viajar largas distancias, muy pronto, después de la cirugía puede aumentar el riesgo de las complicaciones. Por ejemplo, los vuelos de larga duración y la disminución de la movilidad en los asientos de los aviones son factores de riesgo pues pueden desarrollar coágulos sanguíneos en las piernas así como generar trombosis venosa y hasta embolia pulmonar.

Finalmente hablemos de los destinos a donde practicar turismo médico. Israel por ejemplo, se está convirtiendo en un destino popular para los turistas médicos. Unos 15,000 viajeros extranjeros llegan hasta el país para realizarse tratamientos quirúrgicos. También muchos viajeros se dirigen hacia el Mar Muerto, para realizar tratamientos terapéuticos.

Jordania es un destino emergente en cuanto al turismo médico. Anualmente llegan 250,000 mil pacientes, sobre todo de otros destinos de Medio Oriente, aunque también americanos, británicos y canadienses. Es importante señalar que los costos de los tratamientos médicos pueden ser 25% menor que los costos en Estados Unidos.


Escribe un comentario