Tips a la hora de medir la superficie del suelo

 Metro

Antes de nada conviene conocer la superficie en m2 de vuestra habitación para deducir la medida del revestimiento del suelo que será necesario para cubrir este último. Para ello, hay que multiplicar la longitud de la habitación por su anchura, pero esto es válido para las habitaciones que posee paredes opuestas perfectamente paralelas, y con ángulos rectos.

En el caso en el que se esté en presencia de una habitación que se puede esquematizar con un paralelogramo, conviene medir su área. Para ello, conviene recordar la sencilla fórmula de longitud por anchura. También se puede estar en presencia de una habitación en forma de rombo o de trapecio. Si se pretende conocer las medidas del suelo de estas habitaciones, se deben aplicar las fórmulas correspondientes. En este caso las clases de matemáticas del colegio serán muy útiles.

Para una habitación en forma de rombo, se comienza por encontrar el centro de la habitación. Para ello se toma con referencia el punto donde se cruzan las dos diagonales que unen los dos ángulos opuestos. A partir de aquí, se encontrará el área de la habitación, así como la medida del suelo. Basta con multiplicar sencillamente la diagonal más larga por la mitad de la más pequeña.

Si no se quieren aplicar todas estas fórmulas o si estas últimas no se pueden aplicar a la habitación, entonces conviene tener a mano una cinta métrica. Este viejo método nunca falla.

Pero el metro, a pesar de que sea muy manejable y que se pueda guardar en un bolsillo, puede convertirse en algo obsoleto, sobretodo para los profesionales de la construcción. En efecto, desde la creación del telemetro, se tiene tendencia a abandonar la cinta métrica clásica. Ahora se deja sitio a las nuevas tecnologías, y se adoptan instrumentos de láser o ultrasonidos.

El telemetro de ultrasonidos permite medir los datos a distancia y sin contacto, con una precisión sorprendente. Este instrumento actúa con un margen de 10 metros, puesto que más allá de esta distancia se hace ineficaz.

También existe la medida con láser, que es más eficaz y fiables que la de ultrasonidos, con un alcance de 30 metros. Además, el telemetro de ultrasonidos puede verse perturbado por los sonidos externos, frente al láser que se puede utilizar en muchas situaciones, y en medio de ruidos sin que por ello se vea afectado su mecanismo.


Escribe un comentario