Tipos de árboles frutales para el jardín

Limonero

Lo primero que se debe saber es que los árboles frutales tienen diferentes tamaños. Se dividen en tres categorías: pequeñas, medianas y grandes. Los más pequeños pueden alcanzar los 6 metros de altura. Los medianos son entre 6 y 15 metros y los más grandes van más allá de esa altura. Es importante tenerlo en cuenta a la hora de seleccionar el árbol que se va a plantar, y también dependerá del tamaño del jardín.

El limonero puede llegar a medir 7 metros. Tendrás que ser paciente, ya que por lo general tarda dos años para dar sus primeros frutos. La temperatura ideal para el crecimiento es de 20 ó 22º C. Estos árboles no toleran temperaturas muy bajas. El limón necesita luz y agua directa, y en grandes cantidades.

El naranjo es muy sensible al viento. Se necesita la luz solar directa y mucho fertilizante. Se debe regar con regularidad, pero no excesivamente y preferiblemente durante la noche. Para promover el crecimiento de la fruta debe ser podado desde el primer año.

El platanero necesita un clima cálido y una humedad constante. La temperatura ideal para su crecimiento es de 26-27° C, con lluvias prolongadas. Por lo tanto, las plantas de las zonas de mar son las más adecuadas para su crecimiento.

Los manzanos son generalmente cultivados con facilidad y en cualquier tipo de suelo, siempre y cuando esté bien irrigado. Estos árboles requieren sol durante todo el día, pero necesitan descanso en invierno. Evita sembrar en lugares oscuros y con la llegada de la primavera. De hecho, es importante que reciban los primeros rayos del sol.


Escribe un comentario