Tailandia y sus esfuerzos por encontrar una vacuna contra el VIH

Para el beneficio de las personas que son victimas del VIH, en los últimos años se están realizando estudios en Tailandia que, en el mejor de los casos, pueden mostrar efectos positivos a largo plazo.

Se trata de un gran estudio, en el que 16.000 personas no afectadas por el VIH se someten a un tratamiento consistente en tan solo dos vacunas, siendo la primera la llamada como ALVAC-HIV, desarrollada por Aventis Pasteur, esta se completa luego con la segunda vacuna. Cabe señalar que cualquiera de las dos vacunas por separados no tienen ningún tipo de valor, ni siquiera para la investigación. Como se puede inferir, no se trata de una cura para todos los pacientes con VIH, esta vacuna serviría como una preventiva, es decir, ayudaría para que personas que no estén infectadas nunca sean victimas de un posible contagio del temido virus. Aunque, también se da la posibilidad, si es que los resultados son completamente positivos, que estas vacunas ayuden a tener una base de información importante para combatir casos de personas ya infectadas.

Es bueno señalar que este gran estudio masivo está siendo elaborado bajo un costo de 36 millones de dólares de presupuesto siendo los gobiernos de Estados Unidos y Tailandia los únicos que se encargan de todo el financiamiento. Los científicos a cargo de esta investigación están usando como principal componente de su vacuna al gp120, una proteína de la envoltura del VIH, y a partir de este llegar a una conclusión importante.

Pese a lo importante de esta investigación, muchos científicos dedicados al tema ven con ojos escépticos lo que puede ocurrir con la vacuna que se esta desarrollando en Tailandia, esto se debe, como ya se mencionó antes, a la ineficacia que tienen cada una de las vacunas sin las otras.


Escribe un comentario