Soluciones para economizar agua

economia-agua

Sólo se debe tomar una ducha al día, salvo en ciertos casos en el que una segunda ducha es necesaria, después de hacer deporte, después de una tarea en la que se ha realizado bricolaje o jardinería, y controlar el tiempo en el que se está debajo del agua. De forma ideal, una ducha no debería durar más de 2 minutos para no consumir más de los 17 litros de agua recomendados por la Unión Europea para esta función.

Cuando se está debajo de la ducha conviene colocar un cubo para recuperar el agua mientras se toma la ducha, o al menos el agua que corre mientras se espera a que salga caliente, después se puede utilizar este agua para la cisterna y así economizar entre 6 y 9 litros de agua.

Mientras que se lavan los dientes, conviene cortar el grifo, y utilizar un vaso lleno de agua para enjuagar la boca en vez de dejar correr el agua del grifo. Para fregar los platos, lo ideal es utilizar el lavavajillas, y no ponerlo en marcha hasta que esté bien lleno. Utilizar el lavavajillas consume de media doce litros de agua, mientras que si se lavan los platos a mano puede ser que se utilicen hasta 42 litros de agua.

Si se tienen que lavar los platos a mano, no se debe dejar correr el agua. Lo ideal es llenar dos fregaderos, uno para lavar y otro para enjuagar. Si se debe dejar correr el agua para lavar la fruta y la verdura, conviene colocar un recipiente debajo del grifo para recuperar ese agua y luego utilizarla para regar las plantas.

Si se dispone de un jardín, se deben regar las plantas por la noche para evitar la evaporación debida al sol. Se puede instalar un sistema de recuperación de agua de lluvia, con el fin de disponer de una fuente de agua gratuita y renovadora.


Escribe un comentario