Romaticismo y sus máximos exponentes

Con la corriente artística del romanticismo se valoriza aún más la historia nacional y se toman en cuenta la importancia de las raíces profundas por esto se buscan los orígenes remotos de lo primigenio.

Se siente además, un impresionante amor a la Edad Media y a sus valores; se profundiza la vivencia religiosa. Por otro lado, se antepone el gusto por lo exótico y ello tare consigo la valoración de lo distinto, originando de esta manera una mirada más consciente a los mundos orientales.

Dentro del romanticismo encontramos a personajes destacados como el poeta español Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870), cuya producción literaria ha sabido mantenerse muy presente en el tiempo. Entre sus obras más importantes encontramos a “Cartas literarias a una mujer”, “Cartas desde mi celda” y “Libro de los gorriones”.

Otro personaje destacable es el dramaturgo español José Zorrilla, quien escribió grandes obras como La Leyenda del Cid, Granda, Los Cantos del Trovador, El zapatero y el Rey, Sancho García, El puñal del godo, La Calentura y Traidor, inconfeso y mártir por mencionar algunas, sin embargo con el drama religioso-fantástico Don Juan Tenorio, pudo atraer muchos seguidores con su arte de piezas teatrales.

También debemos mencionar a Johann Wolfgang von Goethe, el gran novelista alemán quien escribió obras como Götz von Berlichingen, Las cuitas del joven Werther, Stella y Las afinidades electiva por mencionar algunas, sin embargo su obra más destacable y leída ha sido Fausto. Vale la pena mencionar además que no solo se dedicó a la literatura sino a la investigación científica y es por ello que desarrollo obras morfológicas donde destaca el concepto de la metamorfosis.


Escribe un comentario