Revolucion sobre ruedas, desde ayer y para siempre.

Durante cientos de años el hombre ha soñado con poder utilizar un vehículo autopropulsado que le ayude a transportarse en la ciudad y el campo. Fue desde el 1769 que se inicio el camino de los vehículos modernos, cuando un general francés colocó una caldera de vapor en una carroza, desde ese momento muchos intentaron imitar la idea con motores de vapor y eléctricos, pero no fue hasta 1886 que ingenieros alemanes consiguieron edificar automóviles con motores de combustión interna de un cilindro.

El diseño del motor revolucionaría la idea del automóvil, ya que hasta antes de su invención se pensaba que los coches no tenían futuro alguno en la gran sociedad mundial, pues eran solo para los ricos. Esto se puede apreciar en que a inicios de 1900 en Estados Unidos solo había aproximadamente 8000 ejemplares de automóviles.

Afortunadamente en 1908 un joven americano innovador ideo la solución al problema de distribución y alcance en los mercados. Este joven se llamaba Henry Ford y creía que la solución al problema seria lograr coches mas baratos y sencillos y presento el Modelo T.

Luego de la presentación del Modelo T, el auto se convirtió en el medio de transporte universal, se hizo accesible y comenzó la revolución de los autos. Otro gran paso de la historia de los automóviles fue la evolución hacia un diseño más juvenil, el estilo deportivo que nació con el Corvette. Después de esto, Ferrari, Lamborghini, Mazda, Cadillac y Alfa Romeo nos llevaron al éxtasis con sus modelos de lujo.

La tecnología automotriz sigue a la vanguardia y si de renovaciones se trata, podemos mencionar al modelo Corvette C6, el cual presenta su sexta generación y con ello hace feliz a todos sus aficionados.


Escribe un comentario