Revolución Bolchevique: Primeros pasos

También conocida por los historiadores como la Revolución de Octubre, la Revolución Bolchevique puede ser tomada como una parte importante para lo que significó la gran Revolución Rusa que se llevó a cabo en el año 1917, donde el grupo político radical conformado por los obreros o proletarios conocidos en dicha zona como bolcheviques tomaron por la fuerza el poder y vaya que cambiaron el mundo desde ese entonces.

Por si no lo sabías, te contamos que esta revolución tuvo como mayor líder a Vladimir Lenin (cuyo verdadero nombre era Vladímir Ilich Uliánov), uno hombre que nació en Simbirsk en 1870 y que se convirtió con el tiempo en uno de los mayores líderes bolcheviques, revolucionarios marxistas, estadistas y políticos de la historia. Sin duda alguna, él fue la mente maestra tras la primera revolución comunista registrada en el siglo XX.

Hay que resaltar para su mayor entendimiento que los Bolcheviques (“miembros de la mayoría” en español) eran una subdivisión radicalizada del Partido Obrero Social Demócrata Ruso, en el mismo partido político se encontrarían los mencheviques, quienes tenían ideales distintos, y a quines podríamos definir como el sector más moderado de la revolución, y por ende habían constantes disputas entre ambos bandos (mencheviques y bolcheviques). Es importante saber que este partido tenía como objetivo luchar por la emancipación de la clase obrera.

Ahora bien, es importantísimo saber que esta revolución tuvo su primer paso el 25 de octubre de 1917, cuando Lenin comandaría la toma de Petrogrado por parte del Comité Central del Partido bolchevique. Aclaremos que Petrogrado en esos tiempos era la capital de Rusia. Este acto sería de una manera muy organizada ya que no existió la necesidad de herir gente o tomar medidas extremas. El fin de este arriesgado movimiento era mostrar la oposición de los ideales bolchevique hacia el gobierno de Alexender Kerensky.


Escribe un comentario