¿Qué tipos de piel existen?

Piel Normal

Hoy hablaremos de los tipos de piel. Iniciando por la piel normal, es aquella que posee un correcto equilibrio entre la grasa y agua que posee, no habiendo mayores problemas con respecto a ella. Lo común al respecto es que no presente mayores arrugas y sea suave ante el tacto, poseyendo además un color uniforme. Aparte se puede reconocer por contar con poros pequeños que se encuentren cerrados ante la vista, igualmente carece de mayor brillo; pese a ello requiere de cuidado para que factores externos no le afecten.

Como punto contrario se tiene a la piel sensible, aquella que fácilmente puede verse afectada por casos por los cuales la piel normal no, requiriendo de un cuidado constante debido que hasta el mismo calor podría resultarle completamente perjudicable. Las personas que posean esta clase de piel deberán buscar el constante chequeo de un dermatólogo que le ayude a poder liberarse de todas estas complicaciones, sobre todo para lo que concierne a las temporadas de verano. Es posible reconocer estos casos debido a que suelen tener la piel en tonalidad medio rojiza.

Otro caso relacionado a la piel es el de la de tipo seca, la cual se caracteriza por contar con una constante pérdida del agua del estrato córneo de esta misma, lo malo de aquello es que termina volviendo mucho más vulnerable a la piel, razón por la cual se recomienda el uso de cremas hidratantes que ayuden a estabilizarla. Razones hereditarias o el mismo clima pueden ayudar a que se presenten estos casos.

Por último está la piel grasa, poseedora de mayor cantidad de glándulas sebáceas, siendo reconocida por constantemente ponerse brillosa y también poder presentar las tan odiadas espinillas y acné que nadie quisiera poder presentar en su vida. Es otro caso que requiere visita al dermatólogo par evitar complicaciones estéticas.

 


Escribe un comentario