¿Qué son los tardígrados?

Tardígrados

Cuando pensamos en animales, los primeros que se nos vienen a la cabeza son los típicos: león, elefante, girafa, gato, perro, etc. Sin embargo, el reino animal también engloba a criaturas mucho más pequeñas, como es el caso de los tardígrados.

También llamados osos de agua, debido a su aspecto y sus movimientos lentos, los tardígrados adultos pueden alcanzar un largo de 0,5 mm, por lo que pueden verse a simple vista. Los más pequeños pueden medir solamente 0.05 mm. Para estos sí que es necesario el uso de un microscopio.

Existen más de 1.000 especies de tardígrados. Viven principalmente en las películas de agua que cubren los musgos, líquenes o helechos, aunque también se han encontrado estos animales en aguas oceánicas y dulces. De forma ovalada o alargada, los osos de agua tienen cuerpos en forma de barril y ocho patas cortas. Su alimento consiste en los jugos del musgo y otras plantas, y en ocasiones algunos animales.

Necesitan la humedad para mantenerse activos, pero tienen la capacidad de acurrucarse e hibernar durante hasta 100 años si su hábitat se seca por alguna razón. Cuando entra en este estado resistente a la sequía –llamado criptobiosis (metablismo reducido)– se le conoce como tun.

Si a todo esto le unimos que son resistentes al frío, el calor, los contaminantes, e incluso la radiación y el vacío, no es de extrañar que hayan sido denominados como los seres vivos más resistentes del planeta.


Escribe un comentario