¿A qué se deben las mareas?

Océano Pacífico

Las mareas son el aumento y el descenso del nivel del agua del océano. Tienen una gran repercusión tanto en la vida marina como en la terrestre, pero ¿qué las provoca? Para encontrar su origen debemos dirigir la mirada al cielo. Son el Sol y la Luna las que provocan las mareas, así como las olas generadas por estas, denominadas maremotos.

A través de las fuerzas gravitacionales que ejercen sobre la Tierra, el Sol y la Luna causan diferentes desniveles en el agua dependiendo de su profundidad, la características de la costa y la apertura o cercanía del mar. A pesar de que el Sol es mucho más grande que la Luna, es este último objeto el que desempeña un papel más importante en la producción de las mareas. Esto se debe a que la Luna está más cerca de nosotros que el Sol.

La costa experimenta mareas y reflujos dos veces cada 24 horas. Cuando el Sol y la Luna están alineados con la Tierra, sus fuerzas se combinan formando mareas altas o pleamares. Los pleamares se producen durante la luna llena y la luna nueva.

En cambio, cuando el Sol, la Tierra y la Luna forman un ángulo recto, las fuerzas gravitacionales del Sol y la Luna trabajan una contra la otra, generando mareas bajas o bajamares. El lado de la Tierra que mira hacia la Luna experimenta una marea debido a su atracción gravitatoria, pero, al mismo tiempo, el lado opuesto también la experimenta debido a la fuerte fuerza centrífuga que equilibra la rotación terrestre.


Escribe un comentario