¿Qué fueron las guerras del Opio?

Guerra del Opio

Las guerras del Opio fueron dos guerras entre China y varios países occidentales que tuvieron lugar en el siglo XIX. La primera guerra del Opio (1839-1842) estalló después de que China destruyera en Cantón una gran cantidad de opio confiscada a los comerciantes británicos como parte de sus restricciones al comercio exterior.

Gran Bretaña respondió atacando varias ciudades costeras chinas, tras lo que China fue derrotada y obligada a firmar dos tratados por los cuales numerosos puertos chinos debían otorgar privilegios al comercio y los residentes británicos y Hong Kong le fue cedida a Gran Bretaña.

La segunda guerra del Opio (1856-1860) fue provocada por el registro presuntamente ilegal de un buque británico por parte de los chinos en Cantón. Las tropas británicas y francesas tomaron Cantón y Tianjín y obligaron a los chinos a aceptar unos nuevos tratados de los que Francia, Rusia y Estados Unidos también formaban parte.

De esta manera, China se comprometió a abrir 11 puertos más, permitir legaciones extranjeras en Pekín, sancionar la actividad misionera cristiana y legalizar la importación de opio. Posteriormente, China intentó bloquear la entrada de los diplomáticos en Pekín, lo que terminó con la ocupación de Pekín por parte de los británicos y los franceses y la quema del Palacio de Verano. Las hostilidades concluyeron después de que China se viera obligada a reafirmar los términos del tratado con concesiones adicionales.


Escribe un comentario