¿Qué es un piercing septum?

Lisbeth Salander

Los piercings faciales son pequeñas modificaciones corporales que arrasan entre la gente joven y la no tan joven. El piercing se basa en una perforación que se puede hacer casi en cualquier lugar de la cara –siempre que la realice un profesional titulado–, siendo el septum uno de los más populares.

Para el piercing septum, se debe perforar lo que se conoce como septo nasal, una pared cartilaginosa que separa las fosas nasales. Se diferencia del tradicional piercing en la nariz en el hecho de que se halla justo en el centro de la misma, lo que le da un toque más extremo. Al tratarse de una zona de las denominadas sensibles, requiere de al menos un mes de cuidados diarios.

Curación del septum piercing

Las tres o cuatro semanas posteriores a la perforación, la persona debe lavarse el agujero con suero fisiológico entre dos y tres veces diarias para facilitar su correcta curación. Asimismo, es necesario moverlo tanto en sentido horario como antihorario, preferiblemente justo después de aplicar el suero, cuando la humedad facilita dicha tarea.

Los expertos recomiendan no cambiarlo hasta haber transcurrido tres meses desde la perforación del septum. A partir de ese momento, se puede elegir entre una gran variedad de piercings, desde aros simples como el que lleva Lisbeth Salander en la trilogía Millennium hasta otros con cuidados diseños como los que está popularizando Lady Gaga para sustituir el primero.


Escribe un comentario