¿Qué es un lago?

Lago Washington

Un lago es un depósito de agua dulce que se encuentra separado del mar. Pueden ser de dos tipos: natural y artificial. Los primeros se forman con movimientos tectónicos, movimientos de masa, vulcanismo, formación de barras, acción de glaciares o por impacto de meteoritos, mientras que los del segundo grupo los crea el hombre, normalmente por la construcción de una presa.

Si sumaramos el agua de todos los lagos del mundo, sin tener en cuenta a los océanos, acapararían aproximadamente el 90% del agua que existe en la superficie de la Tierra, lo que nos da una idea de la importancia que tienen estos depósitos de agua para el hombre en un aspecto fundamental para su supervivencia, como es el abastecimiento de agua dulce.

¿Cómo se forman los lagos?

Los lagos se forman cuando el agua encuentra su camino en una cuenca. Sin embargo, no duran eternamente. Si no cuentan con una fuente continua de agua nueva, acaban secándose.

Y aún así, transcurridos unos pocos miles de años, la mayoría de los lagos terminan por desaparecer debido a que los arroyos y los ríos no sólo llevan agua hasta estos depósitos, sino también sedimento. Ese sedimento va llenando lentamente el lago haciendo que se vuelva menos profundo. Al mismo tiempo, las corrientes de salida cortan canales cada vez más profundos, provocando que los lagos se drenen más rápidamente.


Escribe un comentario