¿Qué es la adopción de animales y por qué es importante?

Gato adoptado

La adopción de animales es una manera de ofrecer una segunda oportunidad a perros y gatos que han sido abandonados por sus dueños. Consiste en llevarse a casa un animal, por lo general ya adulto, que ha sido abandonado por sus dueños o rescatado de la calle.

La mayoría de los animales que hay en las protectoras tuvieron la mala fortuna de caer en manos de dueños irresponsables que se deshicieron de ellos cuando estos dejaron de ser graciosos cachorros o por otros motivos igual de injustificables.

Las personas que adoptan perros y gatos en lugar de comprarlos en tiendas o criaderos contribuyen a salvar vidas, ya que muchos de los animales abandonados acaban siendo sacrificados en centros de control animal o perreras.

En la adopción de animales, existe un rol que se denomina madrina o padrino, el cual es una persona que se hace cargo de todos los gastos que requiere un perro o un gato para ser adoptado, lo que les facilita encontrar un hogar.

En las protectoras de animales hay muchos perros y gatos adultos que merecen un hogar y un trato digno, igual que aquellos cachorros de raza que se venden en las tiendas. Sin embargo, no siempre lo logran, ya que quedan muchas personas que prefieren comprar a adoptar.

A menudo, los gatos y perros que se ofrecen en adopción han sido maltratados psicológica o físicamente (o ambas) por sus dueños, por lo que las personas que se decantan por la adopción animal demuestran así su generosidad, ya que para que superen sus problemas deben dedicarles mucho cariño y atenciones.


Escribe un comentario