¿Qué es el principio de Arquímedes?

Arquímedes

El principio de Arquímedes fue desarrollado por el matemático, físico e inventor del mismo nombre. Este principio se aplica tanto a los cuerpos flotantes y sumergidos, como a todos los fluidos, es decir, líquidos y gases.

Después de muchas investigaciones, Arquímedes llegó a la conclusión de que “un cuerpo total o parcialmente sumergido en un fluido en reposo, recibe un empuje de abajo hacia arriba igual al peso del volumen del fluido que desaloja”. Se dice que la idea se le ocurrió al notar que el nivel del agua de la tina subía cuando se metía en ella para darse un baño.

El principio de Arquímedes no sólo explica la flotabilidad de las embarcaciones en el agua, sino también el ascenso de los globos en el aire y la aparente pérdida de peso de los objetos al ser sumergidos bajo el agua.

Si el cuerpo es menos denso que el líquido, flotará. Por el contrario, si el cuerpo es más denso que el líquido, se hundirá. En cuanto a los cuerpos sumergidos, si el cuerpo posee dos tercios de la densidad del fluido, esta es la proporción de su volumen que quedará sumergida, desplazando en el proceso un volumen de fluido cuyo peso es igual a la totalidad del peso del cuerpo. El peso aparente de un cuerpo sumergido es igual a su peso en el aire menos el peso de un volumen igual de fluido.


Escribe un comentario