¿Por qué se producen las estaciones del año?

Paisaje otoñal

El otoño es una de las cuatro estaciones

Las estaciones del año son tan antiguas como la Tierra. Planificamos nuestro calendario alrededor de ellas y esperamos los cambios que traen. Además, ayudan a la naturaleza a encontrar el equilibrio. Pero ¿por qué se producen? ¿Todo el mundo tiene estaciones? ¿Cómo varían según las diferentes partes del mundo?

Las estaciones del año se crean debido a dos acontecimientos muy importantes: la rotación de la Tierra y la rotación de la Tierra alrededor del Sol. Dado que el Sol nunca cambia, sólo el movimiento de la Tierra crea cambios en la luz y la oscuridad, y en la temperatura.

La órbita de la Tierra alrededor del Sol es elíptica (un círculo aplastado), y el planeta no se asienta recto, sino inclinado. A medida que la Tierra se mueve en su órbita alrededor de nuestra estrella, hay momentos en que una determinada parte del planeta está más cerca del sol. Si el eje (la línea recta imaginaria alrededor de la cual gira la Tierra para hacer el día y la noche) está apuntando hacia el sol, ese hemisferio experimentará el verano, mientras que el invierno se produce cuando el eje apunta lejos del Sol.

Estaciones opuestas en los dos hemisferios

Debido a esta circunstancia, es verano en el Hemisferio Norte del planeta mientras que el Hemisferio Sur experimenta el invierno. Y es por ello que los niños en Australia jamás verán nevar en Navidad y los de Nueva York no podrán ir a la playa en diciembre.

Excepciones

A pesar de que todas las regiones tienen cambios estacionales, algunas regiones no experimentan las estaciones del mismo modo que el resto. Para las regiones polares (las áreas en la parte superior e inferior de la Tierra) y las zonas templadas (el área que está por la mitad), las estaciones del año traen variaciones en las horas de sol más que en la temperatura.


Escribe un comentario