¿Por qué ladran los perros?

Perro

Antes de escoger una raza de perro, conviene estudiar las características de cada una, porque algunas tienen tendencia a ladrar más que otras. A modo de ejemplo, se pueden citar los perros de caza, habituados a seguir un rastro y que se consideran como los perros que más ladran.

Para aliviar el estrés, el perro ladra hasta agotarse. Pero ¿cómo saber si un perro está estresado? Si el perro está sometido a condiciones de adiestramiento o a una vida difícil, es probable que esté en este estado.

Por otro lado, la frustración es la causa de este comportamiento. Cuando un perro se siente frustrado, es porque no recibe lo que quiere. Ladra para mostrar su impotencia y así se libera de su peso. Esto ocurre principalmente cuando están solos durante muchas horas, sin la presencia de su amo.

Otra razón del ladrido suele ser la ansiedad, que se produce cuando están solos durante mucho tiempo. Los perros son animales sociables que les gusta estar rodeados de personas y de otros perros.

Si se deja al perro sólo durante horas, conviene decantarse por los distribuidores de comida con los cuales el perro podrá divertirse. También se puede pensar en llevarlo a un Dog Sitter para que no se quede solo y se divierta durante la ausencia del amo.

Estos animales, al igual que las personas, pueden aburrirse si no hacen ninguna actividad que ocupe su tiempo. Por lo tanto es deber del amo pasar tiempo jugando con el perro, paseándolo, dándole de comer y haciendo que haga ejercicio físico y mental. Los perros que se aburren tienen tendencia a aliviar su frustración ladrando.

Contrariamente a las otras razones mencionadas anteriormente, existe una que puede ser considerada como positiva. Cuando un perro está demasiado excitado por alguna cosa, tiene ganas de ladrar.

Las situaciones más corrientes son aquellas en las que el perro está estimulado por las actividades, por ejemplo cuando juega. Por el contrario, se puede aprovechar la actitud entusiasta del perro para que aprenda nuevas cosas.


Escribe un comentario