¿Por qué el bostezo es contagioso?

bostezar

Cuando vemos o escuchamos a alguien bostezar, de manera casi automática hacemos lo mismo, y es que el contagio del bostezo es algo común y espontáneo. Sabemos que bostezar es una forma de aumentar la oxigenación del cerebro pero ¿por qué las personas que están a nuestro alrededor reproducen los bostezos?

En primer lugar es necesario saber que no se conoce todavía la función exacta de los bostezos. La creencia popular dice que se bosteza porque estamos cansados, que tenemos hambre o que nos aburrimos. En cualquier caso, esto no ha sido demostrado científicamente, y la teoría más extendida es la que dice que los bostezos sirven para oxigenar el cerebro y regular la temperatura cerebral y la del cuerpo.

De la misma manera, existen varias teorías sobre la cuestión de por qué los bostezos se contagian de una persona a otra, a pesar de que hay muchos estudios sobre este tema. La opinión más extendida entre los expertos es que los bostezos son contagiosos debido a la empatía, es decir al hecho de que nos ponemos en el lugar del otro.

Podemos decir que los bostezos desarrollan una función comunicativa y social, y algunos científicos afirman que el contagio de los bostezos se acentúa en función de una relación afectiva que nos une con la persona que bosteza.

Ciertos estudios determinan que imitamos el bostezo más rápidamente y más fácilmente si la persona que bosteza es un familiar, más que un desconocido. La secuencia de intensidad del contagio de los bostezos es la siguiente: familiar, amigo, persona conocida y finalmente desconocido.

Cabe destacar que algunas especies de animales también bostezan, pero el contagio de los bostezos sólo se observa en los humanos, y en ciertas especies de primates, como los chimpancés.


Escribe un comentario