Pasado y presente de la pena de muerte

Corredor de la muerte

En Estados Unidos, la sección donde los condenados esperan a ser ejecutados se conoce como el corredor de la muerte

La pena de muerte o pena capital es la imposición de una pena de muerte a una persona por parte del Estado. Comenzó a aplicarse en la antigüedad (se puede encontrar en el Código de Hammurabi, creado en el año 1750 aC) y se estuvo practicando en toda Europa occidental hasta el inicio de la Edad Moderna.

En el siglo XVIII nació un movimiento para la abolición de la pena capital que tenía como estandartes los escritos de Montesquieu y Voltaire, así como el ensayo ‘De los delitos y las penas’, de Cesare Beccaria.

El filósofo Jeremy Bentham desempeñó un importante papel en la reducción del número de delitos punibles que se produjo en Gran Bretaña entre los siglos XVIII y XIX. Algunos de los primeros países en abolir la pena de muerte fueron Venezuela (1863), San Marino (1865) y Costa Rica (1877).

Sin embargo, hoy en día la pena de muerte se sigue aplicando en países como Japón o Estados Unidos. Este último país la lleva a cabo mediante métodos como la inyección letal, la cámara de gas e incluso la horca, aunque no todos los estados. En Maine o Illinois, y así hasta 18 estados fue abolida, por lo que no se aplica.

No obstante, se cree que son China e Irán los que imponen la pena capital con mayor frecuencia. En el Caribe, África y Asia todavía quedan países que la conservan para delitos comunes, mientras que otros la reservan únicamente para traiciones y crímenes de guerra. El futuro dirá si siguen los pasos de los 140 países del mundo que la han abolido totalmente, entre los que se encuentran los miembros de la Unión Europea.


Escribe un comentario