¿Para qué sirve el apéndice?

Apendicitis

El apéndice tiene una longitud de 7 a 8 centímetros y un diámetro comprendido entre los 4 y 8 milímetros. Se trata de una especie de pequeño tubo cilíndrico en forma de dedo, que está unido a lo que se llama el caecum, es decir la primera parte del intestino grueso. Está unido a éste por un pequeño agujero que tiene un pliegue mucoso llamado válvula de Gerlach.

Durante tiempo se creyó que el apéndice no tenía ninguna utilidad en el cuerpo. En cualquier caso, estudios científicos recientes han refutado esta teoría descubriendo la utilidad del apéndice en el organismo. Según estos estudios, su principal función es la de proteger y producir buenos gérmenes en el intestino.

Los investigadores han destacado que el apéndice sirve para recibir estas bacterias que son importantes para el cuerpo porque componen la flora intestinal. También posee funciones esenciales en el organismo. De esta forma, el apéndice favorece la proliferación y el desarrollo de microbios que estimulan el movimiento de la flora intestinal y refuerzan así el sistema inmunitario, reduciendo el riesgo de infección intestinal o de provocar desarreglos en el colon.

Ahora que sabemos para qué sirve este anexo y si nos fiamos de los últimos estudios, también es importante destacar que, cuando este pequeño tubo sufre una inflamación o se hincha considerablemente, debe ser inmediatamente retirado por vía quirúrgica de urgencia. La inflamación del apéndice se produce cuando el tubo interior queda obstruido por diversas causas.

Por lo tanto habrá que tratarlo de urgencia, puesto que en caso contrario podría provocar una apendicitis perforada, es decir cuando las paredes se rompen y que todo el pus y las heces se vierten en la cavidad abdominal, provocando una peritonitis.


Escribe un comentario