Para comprender el bruxismo

Bruxismo

El bruxismo puede ser un signo de ansiedad en una persona. Las causas de esta enfermedad son variadas. El bruxismo también puede afectar a los niños, los adolescentes y los adultos. El bruxismo aparece normalmente por culpa de un tic nervioso, consecuencia de una fuerte emoción, de un estrés y en el peor de los casos de una angustia.

Una mala alineación de los dientes puede causar también el rechinamiento de los dientes. La genética por el síndrome de Rett puede también intervenir en la aparición de un caso de bruxismo. Este síndrome afecta más a las niñas que a los niños. Por culpa del Síndrome de Rett, el bruxismo está asociado a una escoliosis, una manifestación de la hiperventilación o a una actitud típica del autismo. El desarrollo de la cabeza también puede verse afectado.

Otras causas del bruxismo tampoco se pueden descartar, como la manifestación de la ansiedad. El hecho de haber encontrado obstáculos o dificultades a lo largo de la vida es una de las causas de esta enfermedad. La ingesta de estupefacientes puede provocar un caso de bruxismo. En la mayoría de los casos, los estudios revelan que es sobretodo el estrés la causa principal. El cansancio de los músculos de la mandíbula y de la nuca forman parte de los signos reveladores del bruxismo.

Las personas que presentan un carácter introvertido son más susceptibles de contraer un caso de rechinamiento de los dientes. Algunos científicos lo asocian a la evolución misma de la especie humana. Según ellos, el hecho de rechinar los dientes sería un reflejo natural en los carnívoros y por lo tanto también en el hombre.


Escribe un comentario