Orígenes del Idioma Español: De influencia romana y árabe

Para poder descifrar los orígenes de nuestro idioma es necesario remontarnos hasta las épocas anteriores al imperio romano, donde los fenicios decidieron llamar al territorio español con el nombre de Hispania que curiosamente significaba “Tierra de los Conejos”.

En todo el territorio de la Península Ibérica se podía encontrar varios poblados con sus propias lenguas propias, muchos de estos pueblos desaparecerían acabando con su idioma, aunque dejarían cierta influencia para el futuro.

Como bien se sabe, los romanos ocuparon gran parte del territorio europeo, por lo que llegarían fácilmente a Hispania, en donde oficializarían el uso del latín el cual remplazaría las lenguas locales poco a poco.

El latín que llevaron los romanos a Hispania fue primeramente el llamado Latín Culto (el enseñado en las escuelas y utilizado en la literatura) pero como sucedió en cada pueblo bajo dominio romano, se convertiría en el Latín Vulgar que era el que solía utilizar el pueblo en general para conversaciones comunes y corrientes olvidando varias palabras utilizadas en el Latín Culto que solo se utilizaban de forma artística.

Ya pasada la época de esplendor del imperio romano, los árabes invadirían la Península Ibérica, específicamente en el año 711, ocupando toda la zona en tan solo siete años. Durante todo el tiempo de dominio árabe, los habitantes de la península adquirirían nuevos conocimientos antes ignorados debido al poco nivel cultural que tenían en comparación de los nuevos invasores. Esto traería consigo nuevos términos a través de la filosofía, medicina, arte, botánica, etc. De esta manera los árabes ampliaron de manera gigantesca el vocabulario que antes solo estaba limitado por el latín. Se han podido registrar más de 4.000 palabras en uso en la actualidad que vienen de influencia árabe, destacan las palabras con el uso de la Z o que comiencen con A: azafrán, ajedrez, azúcar, acequia, mezquindad, aljibe, etc.


Escribe un comentario