Obras de William Shakespeare (Parte 2)

La obra de William Shakespeare, pese a tener más de cuatro siglos de antigüedad todavía se puede considerar como actual en cuanto a contenidos, más no en contexto histórico, otro punto que los estudiosos de la literatura no dudan en resaltar.

Veamos en esta ocasión algunas de sus tragedias más representativas. Empecemos por el caso de Otelo: el moro de Venecia o simplemente Otelo, una obra rescrita en el año 1603. Se trata de una tragedia la cual nos narra la historia de Otelo, un moro de piel oscura.

Por su parte Macbeth, es una tragedia de 5 actos, la cual fue escrita en prosa y verso en el año 1606. La trama trata Macbeth, un rey escocés quien vive en un mundo de traición y la ambición desmedida.

El Rey Lear es otra tragedia, la cual se escribió en el año 1605. Los temas principales de la obra son la ingratitud filial, la vejez y la locura.

El hecho que Shakespeare haya escrito variead de tragedias no significa que olvidara a la comedia, teniendo aquí también éxitos tales como La Fierecilla Domada también conocida como La doma de la bravía o La doma de la furia.

También vale la pena señalar el caso de La Tempestad, una obra de teatro, que se centra en temas de relaciones familiares y reconciliación en un ambiente mítico.

La Comedia de las Equivocaciones se escribió entre los años 1591 y 1592, y está basada en los Menaechmi de Plauto.

Finalmente destaquemos el caso de El Mercader de Venecia, una obra de teato escrita entre los años 1594 y 1597.


Escribe un comentario