Obras de Salvador Dalí (Parte 1)

Para el surrealismo uno de los nombres más grandes siempre será el de Salvador Dalí, uno de los pintores de origen español más emblemáticos del siglo XX, habiendo vivido entre 1904 y 1989. Si bien se puede decir que para muchos su mayor logro está en la pintura no olvidemos que también ha llegado a incursionar en otra clase de artes plásticas como la escultura, fotografía e inclusive el cine. Teniendo una obra tan extensa es difícil tan solo poder centrarse en algunos cuantos ejemplos representativos de esta misma, siendo esta nuestra tarea para esta ocasión.

Si se tiene que hablar de una obra que sea emblemática dentro de toda una amplia gama de trabajos destacados este debe ser La Persistencia de la Memoria, obra que puede apreciarse en el Museo de Arte Moderno de Nueva York y que representa en gran forma al surrealismo de Dalí, teniendo sus clásicos y muy conocidos relojes blandos, resaltando en más de 1.500 cuadros. Es importante señalar que este cuadro fue pintado en el año 1931 en óleo sobre lienzo. El cuadro mide 24 x 33 cm.

Tengamos en cuenta que no todo fue surrealismo en la obra de Dalí, de joven tuvo otra clase de cuadros como la Muchacha en la Ventana, ideado a sus 20 años. Este cuadro pintado en el año 1925, se encuentra realizado en óleo sobre cartón piedra y se destaca por su estilo realista. La dimensión del cuadro es de 105 x 74,5 cm. Si quieres apreciarlo, debes dirigirte al Museo Reina Sofía de Madrid.

Otras pinturas importantes de Dalí son Paisaje cerca de Figueras de 1910; Vilabertin de 1913; Fiesta en Figueras de 1916; Vista de Cadaqués con la sombra del monte Pani de 1917; Viejo crepuscular de 1918; Puerto de Cadaqués (Noche) y Autorretrato en el estudio de 1919; entre otros.


Escribe un comentario