Notre-Dame de París

Notre Dame de Paris

Construida durante dos siglos, más precisamente de 1163 a 1345, Notre-Dame de París es uno de los símbolos de la capital francesa, con una altura de más de cien metros, un largo de 130 metro y un ancho de cincuenta metros. Se trata de la Catedral de la archidiócesis católica de París, lugar de muchos acontecimientos religiosos y políticos de la historia de Francia.

Desde un punto de vista arquitectónico, no cabe duda que es una obra cumbre del arte gótico. Sus elementos decorativos y artísticos del interior no le sobran, a imagen de sus cincuenta cuadros, y su órgano con más de ocho mil tubos. Notre-Dame es también un punto de referencia geográfico, con su placa de bronce incrustada en el suelo del atrio, que sirve de punto cero para todas las carreteras de París.

Desde un punto de vista turístico, es el primer destino de los peregrinos y visitantes del mundo entero, que afluyen anualmente en más de 13 millones y medio. La entrada es libre y gratuita todos los días, salvo para subir a las torres, gratis únicamente el primer domingo de cada mes. Las visitas organizadas se realizan en varios idiomas.


Escribe un comentario