Método Científico: ¿El por qué de las cosas?

Seguramente en la escuela te han mencionado, en los cursos de física, química y biología al Método Científico ¿Cierto? Pero ¿Has entendido lo que realmente es y para qué sirve? Nosotros trataremos de explicarlo fácilmente. En primer lugar debemos mencionar que se trata de una antigua técnica científica que a través de ciertas hipótesis intenta dar significado y explicación a ciertos fenómenos.

Ya sabemos que uno de los pasos fundamentales para seguir en el Método Científico es la Observación ¿Pero para qué sirve? El fin de esta actividad descriptiva, analítica y experimental, es determinar la relación causa y efecto como ley.

Otro de los pilares del método científico es el procedimiento del experimento, el cual tiene la función de demostrar, comprobar, confirmar, verificar o evidenciar las hipótesis con validez.

También tenemos a las hipótesis o proposiciones veraces que se formulan en campo de estudio. Estas están diseñadas por teorías probables fijadas en la investigación y exploración sobre sus variables que tienen como finalidad explicación cierta situación.

Vale la pena mencionar que el método científico se basa en ciertos supuestos fundamentales. Por ejemplo primera hablemos del Supuesto de la uniformidad de la naturaleza. Este principio significa que “en la naturaleza existe lo que podríamos denominar casos paralelos; es decir lo que ocurre una vez no sólo volverá a ocurrir, sino que se repetirá siempre en diversas circunstancias similares”.

Por su parte, el Postulado de las Clases Naturales, en el cual se necesita profundizar, nos indica que las similitudes y semejanzas entre los fenómenos observados, despiertan la curiosidad de los científicos quienes se asocian a la misión de determinar las propiedades comunes de los sucesos, luego agrupan y categorizar estos últimos de acuerdo con sus similitudes para buscar y encontrar nuevos parecidos entre los fenómenos estudiados.


Escribe un comentario