Lujo sobre ruedas y a 300 km/h

Hoy en día los autos deportivos despiertan pasión en grandes y chicos, desde los niños que sueñan con Ferraris, McLaresn asimismo los deportivos clásicos como el Cadillac aun siguen llamando la atención en las calles.

Y es que el estilo deportivo no es solo un auto, es una actitud, una pasión, es sentir el viento en el rostro mientras se acelera en la carretera y se deja a todos atrás. Es atraer las miradas en las paradas de los semáforos. Es sentir como crujen los tímpanos cuando hacemos sonar el motor.

Desde el Ferrari Enzo hasta el Lamborghini Murciélago, el Alfa Romeo 8C y el BMW Z4, los autos deportivos, de baja estatura, gran envergadura, motores con fuerza sobrenatural y un brillo en el aura que deja marcado al dueño de tal bestia sobre ruedas.

El Lamborghini Gallardo es comparado a su hermano mayor de gama, el Murciélago, más pequeño, pero sin lugar a dudas es un Lamborghini de pura sangre. Una bestia de lujo y potencia, que no necesita de las puertas de tijera que identifican a la marca para tener carácter, valorizado en una suma cercana al medio millón de dólares, pero se puede asegurar que vale cada centavo. Y con suerte ahorrando toda una vida podrás comprarte uno de estos.

El Porshe Carrera GT lleva las sensaciones a un nuevo límite, con una aceleración de cero a cien en casi tres segundos y una velocidad máxima de 330 km/h. Pero si de tecnología y elegancia se trata Mercedes presenta el SLR, llamado el coche con cambios automáticos más veloz del mundo.


Escribe un comentario