Los síntomas de la amigdalitis

Garganta

Un virus o una bacteria puede producir la aparición de amigdalitis. La zona de las amígdalas se infecta produciendo molestias y dolores en la garganta. La amigdalitis también se conoce como anginas.

Uno de los primeros síntomas de la amigdalitis es un enrojecimiento de la zona de las anginas o la hinchazón de esta zona. Si se abre la boca y se nota que el color de las amígdalas es más rojo que de costumbre, es un síntoma evidente de amigdalitis, también se puede percibir qué zona está ligeramente inflamada.

Otro síntoma de la amigdalitis más evidente, es la sensación de dolor en la garganta, así como molestias al la hora de tragar. Esta infección produce una irritación e inflamación de la zona, lo que conlleva como consecuencia inmediata, un dolor en el momento de tragar o de respirar.

La infección de garganta, es decir la amigdalitis, puede igualmente alterar la temperatura del cuerpo porque éste trabaja para combatir la infección. En ese momento se pueden sentir los síntomas de la amigdalitis como son la fiebre o los escalofríos.

La amigdalitis también puede provocar mal aliento, por el hecho de que se sufre una infección en la zona de la garganta que controla el aire que respiramos. La infección puede alterar el olor natural de la boca y provocar mal aliento.

Si la inflamación de las anginas es severa, es posible que aparezcan otros síntomas de la amigdalitis, como sufrir apnea del sueño, es decir, que la respiración puede interrumpirse durante un breve lapsus de tiempo, también se pueden sufrir dificultades en el momento de tragar comida y se puede constatar que el sonido de la voz es más ronco que de costumbre.


Escribe un comentario