Los reyes merovingios y los mayordomos de palacio

La Batalla de Tours

Representación artística de la Batalla de Tours

La existencia de los reyes merovingios demuestra que no todas las tribus germánicas se dedicaron a causar el caos y la destrucción en Europa durante la Edad Media, sino que algunas se establecieron en un lugar y trataron de construir una civilización.

La mayor de estas tribus germánicas se asentó en tierras de lo que en la actualidad es Alemania Occidental y Francia. Los reyes de esta tribu fueron llamados reyes merovingios, y gobernaron desde el 400 dC hasta el 700 dC.

Clovis

Clovis fue un rey merovingio que llegó al poder en el 481 dC. Según dicen era un guerrero brutal (disfrutaba del derramamiento de sangre en el campo de batalla) que se convirtió al cristianismo quince años después de asumir el trono. Este último acontecimiento fue muy importante en la historia europea, ya que al convertirse su pueblo le siguió a esta nueva fe. Las tribus germánicas desempeñaron un papel crucial durante los últimos años de la defensa de la cristiandad contra la invasión de los musulmanes.

Mayordomos de palacio

Hacia el 700 dC, los reyes merovingios perdieron el control sobre la región habitada por los francos. El poder recayó sobre las personas que ostentaban un cargo conocido como mayordomo de palacio. En el año 732 dC, los musulmanes invadieron Europa en un intento de convertir a los cristianos a la fe del Islam.

Los musulmanes lograron conquistar gran parte de Europa, incluyendo la casi totalidad de España, pero cuando los musulmanes avanzaron hacia lo que ahora es Francia, un mayordomo de palacio llamado Carlos Martel reunió a su ejército en la ciudad de Tours. Desde allí, Martel y sus hombres fueron capaces de hacer retroceder a los musulmanes, protegiendo así al resto de Europa, y asegurando que los europeos permanecieran practicando el cristianismo.


Escribe un comentario