Los Cometas: Curiosos cuerpos celestes

Seguramente en las clases de la escuela has estudiado astonomía y a los cuerpos que orbitan alrededor de nuestro sistema solar ¿Cierto? Sin embargo no solo debemos conocer a los planetas sino a otros cuerpos como los cometas que también son cuerpos celestes importantes del espacio. Los cometas son cuerpos formados por rocas y hielo que viajan alrededor del sol en un tipo de órbita no constante sino irregular, aunque por lo general sigue una forma elíptica de viaje. Por si no lo sabías, te contamos que los cometes pueden ser observados desde la Tierra, y a primera vista parecen ser una especie de manchas borrosas en el universo que a su paso van dejando un rastro, quizás sea por ello que los griegos los denominaron como “cabellera”.

Sin duda desde antaño, los cometas han despertado del interés de los científicos por la magia y misterio que los envuelven.

Por lo general los cometas dejan rastros cuando se acercan más al sol. Debido a un proceso de calentamiento, los cometas desprenden ciertos gases que luego se evaporan y se desprenden de estos cuerpos frágiles, ciertas partículas sólidas que conforman la cabellera que podemos ver desde la Tierra. El proceso inverso ocurre cuando se alejan del sol, y vuelven a congelarse; de esta manera, la cola o rastro desaparece. Como te imaginarás, cada vez que un cometa se acerca al sol, va perdiendo materia, y es así como los cometas, a través del tiempo pueden llegar a desaparecer.

Uno de los cometas más conocidos de todos es el Encke, que recorre órbitas cortas y por ello se acerca regularmente a la Tierra (tras un período de 3 años y 3 meses), por lo que es fácil de observar con la ayuda de un telescopio.


Escribe un comentario