Los beneficios del jabón de glicerina 

Jabon glicerina

Ciertas personas sufren problemas de piel, picores, sequedad, ofrecen erupciones cutáneas, una piel demasiado grasa. Estos problemas pueden tener diferentes causas, pero existen productos que pueden ayudar a mantener una piel sana, como el jabón de glicerina.

El jabón de glicerina es un excelente aliado. La glicerina es un aceite natural que se utiliza en la preparación de jabones y cremas hidratantes, conocida por sus propiedades higroscópicas, es decir, su capacidad para absorber fácilmente la humedad del aire. Se trata de uno de los ingredientes principales de muchos productos de belleza porque es transparente y eficaz para todos los tipos de piel. 

El jabón de glicerina es capaz de mantener la hidratación de la piel y actúa eliminando los picores, las escamas, y la sequedad de la piel. Esto hace que sea un jabón ideal para las personas que sufren alergia en la piel. Aporta a la piel suavidad y flexibilidad. Esta cualidad permite un uso en pieles que presentan erupciones cutáneas y enrojecimientos.

También es eficaz para los golpes de sol. Ayuda igualmente a limpiar la piel de impurezas y de grasas que obstruyen los poros. Razón por la que se puede utilizar en caso de acné y de granos. Y si queréis que no se note el paso de los años sobre la piel, se puede utilizar a diario. Ayuda a combatir las arrugas.

El pH del jabón de glicerina es neutro y se adapta a todo el mundo. No es agresivo y puede ser utilizado en personas con piel sensible y en los bebés. Otros jabones pueden ser adaptados, sobre todo si la piel es sensible, y pueden provocar enrojecimiento, irritaciones, y escamas. Esta es la razón por la que siempre conviene usar productos con una acidez parecida a la de la epidermis.​


Escribe un comentario