Leonardo Da Vinci, el hombre de la ciencia

Hemos hablado en una ocasión pasada sobre Leonardo Da Vinci, conocimos un poco de su biografía y de sus obras pictóricas más famosas, sin embargo este personaje histórico no solo se desarrolló en el mundo de las artes sino en la ciencia.

Leonardo Da Vinci ha dejado un gran legado, y es que por si no lo sabías, él nos enseñó como es realmente el vuelo de las aves. Él las observó, y descubrió que sus huesos eran bastante ligeros y que su mecánica de vuelos no se regía simplemente por aletear sino que sus alas se descomponían en un movimiento de 8 tiempos, y fue eso lo que lo inspiró a crear unas alas para hacer volar a un hombre.

Entre sus inventos también encontramos al Tanque Da Vinci, un modelo de transporte de guerra que diseñó en el año 1495, y que sorprendentemente tiene muchas similitudes con los tanques modernos.

Como dato curioso te contamos que Leonardo era zurdo, y que además escribía al revés no porque fuera disléxico sino porque ocultaba ciertos códigos en sus escritos e investigaciones, así que para leer sus textos había que utilizar un espejo para descubrir las ideas.

Leonardo además sentía una gran fascinación por el cuerpo tanto de animales como del ser humano. Es así que disecaba animales y hasta fetos para dibujar sus músculos, tendones, y órganos, y por eso muchas veces fue culpado injustamente de hereje. Sin embargo, Leonardo siguió con sus estudios y fue así, con su disección de cadáveres que logró describir perfectamente las proporciones del cuerpo a través de su Hombre de Vitruvio.


Un comentario

  1.   caro dijo

    woo nunca pense q leanardo fuese un cientifco!!! q lindo

Escribe un comentario