Las películas navideñas imprescindibles

Poster de 'Solo en casa'

A lo largo de la historia se han producido numerosas películas que transcurren en la época navideña, tanto total como parcialmente. En ‘¡Qué bello es vivir!’ (Frank Capra, 1946), un ángel ayudaba a un frustrado hombre de negocios, mostrándole cómo sería su vida si él nunca hubiera existido.

‘Cuento de Navidad de Dickens’ (Brian Desmond Hurst, 1951) –adaptación de la novela homónima– cuenta la historia de un anciano avaro y amargado que obtiene la oportunidad de redimirse gracias a la visita de una serie de fantasmas en Nochebuena.

Y de dos películas que lograron capturar perfectamente el espíritu navideño, nos vamos hasta una comedia de terror de 1984 dirigida por Joe Dante. ‘Gremlins’ es una película navideña imprescindible no tanto en cuanto al mensaje, como a la trabajada ambientación y la ternura que vertebra toda la historia, encarnada en el mítico Gizmo.

Escrita por el genial John Hughes, ‘Solo en casa’ (1990) es otra cinta en la que la Navidad enseña al protagonista (en este caso un niño de ocho años al que sus padres abandonan por error) a valorar más aquello que tiene, un mensaje que se repite una y otra vez en las películas navideñas, aunque unas veces con más éxito que otras.

Y avanzando en el tiempo, llegamos hasta la década de los 2000, donde ‘Love Actually’ figura como una de las mejores películas navideñas, además de entre las comedias románticas mejor aceptadas tanto por crítica como por el público. Se trata de una película coral sobre los distintos tipos de amor que existen y de cómo la Navidad ayuda a que seamos más conscientes de él que durante el resto del año.


Escribe un comentario